Federer y Djokovic a semifinales
Enviar
Federer y Djokovic a semifinales
Mientras, la danesa Wozniacki eliminó a Schiavone

El suizo Roger Federer dio un paso más en la defensa de su corona en Australia y reservó su espacio en las semifinales con el triunfo ante su compatriota Stanislas Wawrinka, incapaz de revelarse contra su inferioridad, similar a la del checo Tomas Berdych ante el serbio Novak Djokovic.
La creencia de que nuevos vientos podían llegar al circuito en este curso se quedó por ahora a medio camino. A falta de que Rafael Nadal y Andy Murray completen el póquer tradicional, siguiendo el orden establecido desde hace años, Federer y Djokovic sobrevivieron, como siempre, al resto.

Las dudas que pretendían inquietar a Federer tras una primera semana irregular desaparecieron en el choque ante su compatriota Stanislas Wawrinka, reputado por sus triunfos ante el francés Gael Monfils y, sobre todo, contra el estadounidense Andy Roddick, que se difuminaron en el cara a cara con su paisano.
Federer se encontró con el partido más fácil (6-1, 6-3 y 6-3). Y estará, por sétimo año seguido, entre los cuatro mejores del Abierto de Australia.
“Hice un buen partido. Empecé muy bien. Wawrinka era un rival duro que había ganado a jugadores como Gael Monfils y al estadounidense Andy Roddick. Pero tampoco fue un partido fácil para él. Yo tengo más experiencia. He estado aquí muchas veces y estoy hecho a la presión”, dijo el suizo.
Mientras, el serbio Novak Djokovic superó al checo Tomas Berdych, por 6-1, 7-6(5) y 6-1 en hora y media, para asegurarse el retorno a las semifinales en el Abierto de Australia, después de dos años de ausencia.
En femenino la danesa Caroline Wozniacki reafirmó su condición de número uno del mundo. El triunfo ante la italiana Francesca Schiavone (3-6, 6-3 y 6-3), le asegura la permanencia en el trono del tenis femenino a la salida del Melbourne Park.
Wozniacki logró situarse entre las cuatro finalistas del primer Grand Slam de la temporada después de una lucha de más de dos horas, que prolongan su empeño por conquistar por fin un Grand Slam que lustre su condición de dominadora del circuito.
Schiavone fue víctima de su propio esfuerzo y de sus errores. Totalizó 47. Casi el doble que su adversaria, que reaccionó con determinación cuando la transalpina, cargada de motivación después de su épico triunfo de octavos ante la rusa Svetlana Kuznetsova, se apuntó el primer set.
“Ya tengo el número uno. Ahora quiero ganar los dos partidos próximos para conquistar el torneo. No tengo dudas”, advirtió Wozniacki, que se enfrentará en semifinales a la china Na Li, que eliminó a la alemana Andrea Petkovic (6-2 y 6-4) en 80 minutos.

Melbourne, Australia/EFE

Ver comentarios