Enviar

Favoritos por demostrar

México y Estados Unidos obligados a lo de siempre

201302052254470.a3.jpg
El delantero Javier Hernández es de las figuras inmobles del once mexicano.Archivo/La República
Un México a paso perfecto en esta eliminatoria y un Estados Unidos que ha dejado dudas en el camino arrancan hoy la hexagonal con el compromiso de siempre, de pelearse el primer lugar aferrándose a la teoría de que los dos primeros boletos se los reparten ellos.
No obstante, el reto de siempre es demostrarlo y aunque desde hace mucho lo vienen haciendo, deberán, al igual que cualquiera que desee obtenerlo, ganarse el viaje a Brasil a base de puntos y goles.
A Jamaica le tocó bailar con la más fea. Ante México en el Estadio Azteca, lo convierte en el posible primer “pato de la fiesta”.
No obstante, el equipo de Theodore Whitmore tiene una plantilla que mezcla a experimentados jugadores como el portero Donovan Rickets, del Portland Timbers estadounidense; el defensa Jermaine Taylor, del también estadounidense Houston Dynamo, y al centrocampista Demar Phillips, del Aalesund noruego.
Whitmore dejó fuera de esta convocatoria para México a su delantero estrella Luton Shelton (del Sheffield United inglés), con 31 anotaciones en 51 partidos internacionales; a Ricardo Gardner, capitán habitual, y al delantero Ricardo Fuller.
Por su parte, México llega con todo su arsenal, en un once donde se esperan cuatro “europeos” y siete campeones olímpicos.
Javier “Chicharito” Hernández, del Manchester United; Giovani dos Santos, del Mallorca; Andrés Guardado, del Valencia, y Héctor Moreno, del Espanyol, son prácticamente inamovibles en la estrategia del seleccionador mexicano, José Manuel de la Torre.
“No jugamos solos. Tenemos rivales. Jamaica complicó a Estados Unidos y le ganó a Guatemala (…) tienen altura, fuerza, velocidad, orden y jugadores hábiles”, destacó De la Torre.
En San Pedro Sula, específicamente en el estadio Olímpico Metropolitano, se jugará un duelo por todo lo alto, Honduras recibiendo en Estados Unidos, será el encuentro que se encargue de abrir la hexagonal de la Concacaf.
El ordenado pero dudoso equipo de Klinsmann llega con la gran ausencia de su estrella Landon Donovan, quien quedó fuera luego de decir que se iba a retirar aunque después cambio de opinión pero no fue llamado. Por ese motivo Clint Dempsey, el delantero del Tottenham inglés, llega como la gran figura del equipo de las “barras y las estrellas”, seguido por el contención Michael Bradley de la Roma de Italia.
En el caso de Honduras, tuvo que realizar dos nuevos llamados, de los centrocampistas Orlin Peralta y Christian Altamirano, en sustitución de
201302052254470.a33.jpg
Emilio Izaguirre, quien juega en el Celtic escocés, y Andy Najar, en el Anderlecht belga, por lesión.
Para el técnico colombiano Luis Fernando Suárez los partidos eliminatorios y resultados de otros tiempos “no cuentan”, ya que Estados Unidos ganó sus últimos enfrentamientos ahí (en 2011 venció a Honduras por 2-1 en choque eliminatorio del Mundial Corea del Sur y Japón 2002, y en 2009 se impuso por 3-2, en partido clasificatorio del Mundial de Sudáfrica 2010).
El ambiente en Honduras es de mucho entusiasmo, tanto que el gobierno que preside Porfirio Lobo, hoy dio asueto a partir de las 12 m.d. a todos los empleados públicos para que pueden ver el partido contra Estados Unidos.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios