Fanal resucita tras recuperar monopolio del guaro
Enviar
Con mayores ingresos Fábrica retomará planes de modernización
Fanal resucita tras recuperar monopolio del guaro

• Marca Cacique se relanzará para aumentar sus ventas


Carlos Jesús Mora
[email protected]

La recuperación del monopolio del guaro por parte de la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) resucitó a la empresa y le dio nuevos bríos para desarrollar su estrategia de crecimiento y evitar así la sombra de las constantes pérdidas que la acompañaban en el pasado.
Tal y como lo dio a conocer ayer en exclusiva LA REPUBLICA, la Procuraduría General de la República determinó que el proceso de diluir concentrados de alcohol para la producción de bebidas etílicas es una actividad protegida por el monopolio que en materia de licores establece la ley y por ende los intereses de Fanal, y no como lo había interpretado un fallo anterior en el que se permitía efectuar este proceso a cualquier empresa, sin necesidad de una concesión.
A partir de ahora y bajo este nuevo panorama la Fábrica se plantea un nuevo rumbo de acción.

En lo que resta de este año la mayoría de los esfuerzos de producción se dirigirán a la producción de Cacique, producto líder de la empresa y que representa el 85% de sus ingresos.
“Vamos a inyectarle todo nuestro esfuerzo a esta marca, iniciaremos con una campaña muy agresiva en medios y de nuevo vamos a buscar posicionar a la bebida en las actividades de fin de año”, dijo Claudio Aguilar, administrador general de la Fanal.
Este año se revertiría la tendencia a la caída en ventas de Cacique, lo que primó en los últimos cinco años. Para finales de 2008 la empresa pretende vender cerca de 435 mil cajas de esta bebida, lo que le representará un ingreso de aproximadamente ¢13 mil millones.
“Estábamos muy optimistas de que la Procuraduría nos diera la razón, sabemos los beneficios que este pronunciamiento nos traerá, por lo que decidimos hacer una inversión en la modernización de nuestra planta de producción”, dijo Francisco Jiménez, sub- administrador de la Fanal.
Para diciembre de este año la Fábrica estrenaría una nueva máquina de etiquetación, valorada en ¢100 millones. Para el primer semestre de 2009 contaría además con otra nueva adquisición que modernizaría el proceso de producción. El equipo, conocido como “monoblog”, está valorado en ¢700 millones y se utilizará en el proceso de dilución del alcohol y la producción de distintos licores, tanto corrientes como finos.
Pero la bonanza económica que traería el pronunciamiento de la Procuraduría no solo favorecería a la Fábrica, sino a las distintas entidades a las que Fanal dirige parte de sus ganancias, como son los institutos de Desarrollo Agrario, de Fomento y Asesoría Municipal y la municipalidad de Grecia, entidades a las que en 2007 giró mas de ¢500 millones en total.
En relación a la ley sobre cargas tributarias a cigarrillos y bebidas alcohólicas, Fanal giró ¢4,4 millones. Este dinero se utiliza para apoyar económicamente a entidades como la Cruz Roja e instituciones que albergan adultos mayores y niños en riesgo social.
Durante las próximas semanas Fanal se abocará a hacer efectivo el pronunciamiento de la Procuraduría, el cual es vinculante.

Entre las primeras acciones que la entidad abordará estará la creación de una comisión interinstitucional entre Fanal, Ministerio de Salud y aduanas para establecer nuevos parámetros de fiscalización y otorgamiento de concesiones a las firmas privadas que diluyen alcohol para la producción de sus bebidas.
“El Ministerio de Salud debería empezar a revocar los permisos que ya dio al margen de la ley, para atender la legalidad de este pronunciamiento, de la Procuraduría, nosotros estamos preparados para abastecer a todas las firmas en el país”, dijo Ericka Lobo, asesora legal de Fanal.


Ver comentarios