Faith No More arrasó Costa Rica
El grupo abrió el concierto con “Motherfucker”, primer sencillo de su nuevo disco. Jean Carlo Castro/La República
Enviar

Faith No More arrasó Costa Rica

La banda norteamericana cumplió las expectativas

201509162045440.15.png
Sobre un escenario vestido de blanco y engalanado con cientos de arreglos florales, Faith No More tuvo el martes su prueba de fuego ante el público costarricense.
La propuesta de la banda norteamericana, rock duro, ecléctico y con mezcla de estilos, arrasó con todo lo que tuvo a su paso.
Cuando la aguja del reloj marcó las 8.30 p.m., los miembros de la banda subieron al escenario y fueron recibidos entre grandes aplausos y ovaciones de los fanáticos.
La versatilidad de la voz de Mike Patton, líder de la agrupación, hizo del show el delirio de los seguidores, entre canciones de fuerza extrema y algunas baladas que acentuaron los matices de su canto.
El grupo abrió el concierto con “Motherfucker”, primer sencillo de su nuevo disco, e inmediatamente siguió con “Be agressive”, uno de sus clásicos de los noventa.
El punto más alto de la noche fue cuando sonó “Epic”, su canción más conocida y la que les dio fama mundial.
El show también dio pie para la interacción con el público con algunas humoradas en español, como: “Tengo hambre, quiero un gallo pinto”, en la voz del líder.
Tampoco faltó el saludo por el Día de la Independencia, que despertó el delirio de los fanáticos.
La gran ausente de la noche, y tal vez lo único que se pueda criticar ante tan inmenso espectáculo, fue la magnífica “From out of nowhere”, canción insignia del grupo.
A las 10 p.m., y tras una hora y media de recital y dos bises, la banda se despidió de Costa Rica para proseguir su gira.

Javier Adelfang
[email protected]

 

 

Ver comentarios