Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


¡Expulsión a la fuerza de don Norman del Valle del Museo Regional de San Ramón, por expresar sus discrepancias!

Emilio Bruce [email protected] | Viernes 27 septiembre, 2019


Sinceramente


El pasado día 21 de setiembre, en el Museo Regional de San Ramón se verificó una reunión del Grupo Semilla Ramonense y del Movimiento de Solidaridad con Cuba. Desde las diez de la mañana fueron invitados a asistir los costarricenses para que observaran una exhibición de materiales sobre la paz, para escuchar y observar el bloqueo y sus efectos, música en vivo, los avances de la revolución cubana, una actividad cultural y a partir de las tres de la tarde a participar de un acto protocolario con la asistencia del Embajador de Cuba, contando con una actividad cultural de cierre. En dicha actividad participó un costarricense, Norman del Valle, que no estuvo de acuerdo con lo que allí se decía y se hacía señalando al régimen cubano como una dictadura de 60 años. El ciudadano fue desalojado por la fuerza por dos hombres fornidos y jóvenes y una mujer de clara filiación marxista y adheridos a la causa castrista de Cuba. Pareciera que todos ellos son parte de la dirigencia del conocido partido político Vanguardia Popular.

No ha caído bien en el país la violencia con que se impidió la protesta de un señor de 83 años en la actividad. La comunidad ha rechazado la fuerza con que agarrado de ambos brazos se le llevó hasta la puerta. El país en estupefacción ha sentido indignación por el gesto de uno de los hombres que le expulsaron de arrancarle de la cabeza su gorra y lanzársela al suelo en total irrespeto.

Todo fue muy lamentable, muy desagradable y un síntoma ominoso de lo que está ocurriendo en el país en estos días. Algunas personas deseando que Costa Rica siga la ruta de Cuba, Venezuela y Nicaragua han estado haciendo reuniones públicas para promover esas ideas y esos regímenes. Las libertades de que gozan y las garantías de que el país está rodeado para que los ciudadanos ejerzan su libertad de reunión, de palabra, de expresión y de pensamiento son herramientas usadas en este caso para tratar de persuadir a los costarricenses que el sistema cubano es el correcto y deseable. Usan la democracia para minar a la democracia de nuestro país, construida con cariño, “bajo este azul del cielo, labrando con anhelo dichoso porvenir”…

Creo que la democracia a veces es abusada. Creo que la democracia muchas veces es utilizada por algunos grupos para conspirar y acabar con ella. Creo que harían bien las autoridades del país, si es que no son cómplices de estas actividades, de tomar nota y dar seguimiento a quienes desean acabar con nuestro sistema. Deberían las autoridades estar al tanto y condenar desde el más alto nivel a quienes procedieron amparados en nuestras libertades y nuestro estado de derecho, expulsando a un señor de 83 años por expresar su discrepancia sobre lo que allí estaba sucediendo. Bien harían las autoridades en separarse públicamente de lo que allí se buscaba y de las prácticas desarrolladas contra este señor.

El Museo de San Ramón alquila y cede a diferentes grupos sus instalaciones para desarrollar actividades culturales. ¡Valiente actividad cultural! Era una actividad política pero le han llamado cultural para disimular sus propósitos y designios ¡Era una actividad política en el mes de la paz y de la patria! El edificio es de la UCR y esa institución se ha disculpado por lo sucedido y ha condenado la acción realizada. El Director de la Sede de Occidente don Francisco Rodríguez ha pedido excusas al señor del Valle.

No es cuestión más que de comprender el fenómeno que se desarrolla. No es cuestión de sentar responsabilidades sobre quienes lo prestaron, dueños o no del inmueble. Es cuestión de saber que esas actividades se están desarrollando, que esas actividades existen, que hay grupos que perseveran en destruir nuestro sistema con huelgas, paros y protestas, infundios y oposición cerrada a los poderes de la república y que pretenden persuadir a los costarricenses que estaríamos mejor con un régimen como el de Cuba.

Creo que en lo fundamental los organizadores se cuidaron de cumplir con la legalidad en su reunión, de allí el haberlo bautizado como actividad cultural. Creo que las voces que repiten que los comunistas no comen chiquitos y que era una actividad cultural están en lo correcto. Lo que no dicen es que no toleraron que un señor de 83 años, don Norman del Valle, les dijera en su cara las cuatro verdades que ellos esperaban no escuchar. No toleraron la discrepancia ni el ejercicio de la libertad de expresión. Su respuesta fue la represión, la que los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua utilizan para acabar con cualquier disidencia u oposición. La misma que los regímenes totalitarios y populistas utilizan una vez en el poder.

La democracia es un sistema de tolerancia, de inclusión, de elección de representantes a la Asamblea Legislativa proporcional al tamaño de los grupos afectos o no a la libertad, a la democracia, al populismo o al totalitarismo. No es asunto de represión que desvirtuaría nuestra democracia, es asunto de comprensión de lo que buscan y persiguen, de sus estrategias y tácticas. Es asunto de ser conscientes de que la libertad, la democracia, la iniciativa individual deben de defenderse día con día y que sus detractores y enemigos no cejan en buscar la forma de acabar con ellas. En otro extremo, el respeto entre las partes es requisito indispensable en la convivencia.

¡Viva Costa Rica, viva la libertad, viva la democracia!









© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.