Exportaciones venezolanas de combustible para aviones despegan
Los envíos de combustible para aviones están aumentando porque la demanda interna de viajes aéreos está disminuyendo. Bloomberg/La República
Enviar

Venezuela, afectada por una escasez de efectivo, está recurriendo a los pasajeros aéreos estadounidenses y europeos para ayudar a pagar sus deudas, incluso mientras las líneas aéreas reducen las rutas hacia el país.

Las exportaciones de combustible para aviones a Estados Unidos y Europa se duplicaron con creces en abril frente a marzo, según datos de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. y de Eurostat, la agencia estadística de la Unión Europea. Eso podría proporcionar algún alivio a la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA, que tiene $3.200 millones en pagos de intereses y capital que vencen este año.

Los envíos de combustible para aviones están aumentando porque la demanda interna de viajes aéreos está disminuyendo, dijo Ehsan Ul-Haq, director de petróleo y productos refinados en Londres de Resource Economist. La hiperinflación ha hecho que los vuelos sean prohibitivos para los venezolanos, y las protestas que han dejado casi 100 muertos mantienen alejados a los extranjeros. EE.UU. recomienda a los estadounidenses evitar viajar al país y está evaluando aplicar sanciones a altos funcionarios de Venezuela e implementar una prohibición a las importaciones de petróleo.

"El aeropuerto de Caracas está considerado como uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo y varios países han advertido a sus ciudadanos que no viajen a Venezuela, mientras tanto, el gobierno de Trump ha amenazado a Venezuela con sanciones y esto podría llevar a una nueva caída en la demanda interna, dijo Ul-Haq.

Las exportaciones de combustible para aviones desde Venezuela aumentaron en abril a un máximo de 15 meses de casi 634 mil barriles, según los últimos datos de EIA y Eurostat. El incremento es una sorpresa porque las refinerías nacionales de Venezuela están operando en menos del 50% de su capacidad instalada y sufren averías y una falta de petróleo para procesar.

La probabilidad de que el país incumpla sus bonos externos es la más alta del mundo, según operadores de derivados, y los bonos de referencia a diez años de la nación se cotizan a 46 centavos por dólar. A pesar de reducir drásticamente las importaciones de alimentos y medicinas para conservar el dinero necesario para pagar a los tenedores de bonos, las reservas extranjeras de Venezuela cayeron a un mínimo de 15 años de unos $10 mil millones.

En los últimos tres años, por lo menos siete aerolíneas han suspendido rutas a Caracas o han reducido el número de vuelos diarios, en parte porque están tratando de recaudar dinero del gobierno venezolano, el cual debe autorizar la repatriación de ganancias de la venta de boletos bajo los controles de divisas de Venezuela. Las aerolíneas tienen alrededor de $3.800 millones que no pueden sacar del país, según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

Ver comentarios