Enviar
Nicaragua presentará denuncia ante Corte Internacional de La Haya por supuesto ingreso no autorizado
Expertos de Ramsar evalúan daños
Cancillería confirma presencia de ejército nicaragüense y decenas de jóvenes sandinistas en márgenes del San Juan

El ingreso ayer de funcionarios de la Convención Ramsar y de técnicos costarricenses, para evaluar el supuesto daño ambiental en los humedales de Isla Calero, fue calificado por el ejército nicaragüense como una provocación en el conflicto binacional.
Mientras tanto, la Cancillería de Costa Rica informó de la presencia de soldados y decenas de jóvenes de la juventud sandinista en las márgenes del río San Juan, “lo cual no es otra cosa, que una politización del conflicto”, se quejó Carlos Roverssi, vicecanciller.
Los técnicos de Ramsar iniciaron ayer su evaluación y durante su primer día de trabajo fueron acompañados por funcionarios del Ministerio del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, además de otros especialistas de las universidades nacionales y otras instituciones públicas.
El objeto es hacer una revisión en el campo de los supuestos daños ambientales en la fauna, la cobertura boscosa y el agua de la zona.
La verificación de la afectación del ambiente, se dará en los próximos días o semanas, pues requiere un amplio análisis, aunque ayer los técnicos nacionales ya hablaban de un fuerte daño.
Los enviados de la convención Ramsar para la protección de humedales, son Manuel Contreras, de Chile; María Rivera, de Colombia, y Alfonso Rivera, de Canadá.
Por otra parte, la Cancillería informó que Nicaragua aceptó realizar una cita binacional el próximo 12 de abril en un lugar por confirmar, aunque podría ser en Peñas Blancas.
Asimismo, Roverssi confirmó que el lunes por la noche se recibió una nota de Nicaragua en la cual confirma que acusará a Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, por el supuesto ingreso no autorizado de técnicos costarricenses y de la convención de Ramsar a Calero.
Ayer, se llevaron a cabo más de 17 sobrevuelos por la zona de Calero. Se desconoce si los personeros de Ramsar realizarán otra incursión.
“Ellos interpretan que hay que pedirles permiso, que hay que informarles al entrar, eso es una interpretación en la que nosotros no concordamos”, expresó Roverssi.
Mientras tanto, Julio César Avilés, general del ejército nicaragüense, insinuó ayer que la verdadera intención de Costa Rica, al enviar una misión ambiental a la zona de Calero es apropiarse de esa región.
“Las autoridades costarricenses buscan tomar medidas de corto y mediano plazo. Es una actitud provocativa. Nicaragua no ha incrementado el despliegue militar en la zona”, afirmó Avilés, quien dijo que instruyó a las tropas en la frontera a que tengan la prudencia debida ante las constantes provocaciones de Costa Rica.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios