Europa sanciona fuertemente a Irán
Enviar
Europa sanciona fuertemente a Irán

La Unión Europea (UE) aprobó ayer toda una batería de nuevas sanciones contra Irán, incluido un embargo sobre su petróleo, en un intento de estrangular la financiación del polémico programa nuclear de Teherán.
Con su decisión, los veintisiete miembros de la UE se suman a la dura línea fijada por Estados Unidos en respuesta al último informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que disparó las sospechas de que Teherán trata de desarrollar armas nucleares.

El embargo decretado por los ministros de Exteriores europeos tiene efecto inmediato para los nuevos contratos petroleros con Irán, mientras que da hasta el 1 de julio para poner fin a los ya existentes.
Además, veta las exportaciones a Irán de equipos utilizados en la industria del petróleo y nuevas inversiones en compañías iraníes del sector.
Para el conjunto de la UE, el crudo iraní representa únicamente en torno a un 5 % del total de sus importaciones, lo que no ha hecho menos complejo el acuerdo entre los Veintisiete.
Este sólo se hizo posible ayer después de que Grecia, que compra crudo a Irán en condiciones muy ventajosas, diese luz verde tras recibir garantías del resto de países de que las instituciones europeas buscarán proveedores alternativos que ofrezcan términos similares.
Grecia importa un alto porcentaje de su petróleo de Irán, especialmente desde de que otros suministradores comenzasen a exigirle garantías financieras, ante las dudas sobre su situación económica.
Junto a Grecia, los grandes afectados por la medida serán Italia, que compra alrededor de un 13 % de su petróleo a Irán, y España.
El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, reconoció ayer que el país tendrá que hacer un "sacrificio importante", dado que las importaciones de Irán rondan el 20 % del total.
García-Margallo, en cualquier caso, aseguró que España lleva ya un tiempo trabajando en encontrar suministros alternativos y que las empresas petroleras no ven grandes problemas para cumplir con la medida.
La Comisaria de Relaciones Exteriores de la Unión Europea Catherine Ashton desde octubre de 2011 ha presentado una oferta sobre el programa nuclear, que Irán no ha aprovechado.
Según fuentes diplomáticas, países como Arabia Saudí, Irak y Rusia podrían ocupar el vacío dejado por Irán.
Para Teherán, el embargo debería hacerse notar, pues alrededor de un 20 % de su petróleo sale con destino a Europa y el crudo es una de las grandes vías de ingresos del régimen, aunque el grueso de sus exportaciones se dirige a Asia.
"Las decisiones de ayer apuntan a las fuentes de financiación del programa nuclear", señalaron los ministros europeos.

BruselasEFE

Ver comentarios