Enviar
Europa respaldará empleo

Los líderes de la UE se comprometieron ayer a elaborar planes nacionales de creación de empleo, con especial énfasis en el juvenil, iniciativas que serán financiadas con fondos comunitarios no asignados y que, en el caso de España, deberá diseñarse en colaboración entre el Gobierno y los agentes sociales.
En una declaración acordada en la cumbre extraordinaria celebrada ayer en Bruselas -la primera dedicada en exclusiva al crecimiento y al empleo-, los líderes europeos reconocieron que la estrategia de austeridad hasta ahora defendida por la UE "no es en sí misma suficiente" para revitalizar la economía y los mercados laborales.
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, informó de la aprobación del texto en la cumbre extraordinaria celebrada hoy en Bruselas.
Los países de la UE que respaldaron el texto (todos salvo Suecia, que no suscribió la declaración por "razones parlamentarias), se comprometieron a desarrollar "planes nacionales" con medidas concretas para mejorar la formación y el empleo, cuya ejecución será supervisada por Bruselas.
La declaración hace especial hincapié en la necesidad de resolver el problema del desempleo juvenil, que en España afecta a casi la mitad de los menores de 25 años en edad de trabajar, el mayor índice de toda la UE.
Los líderes proponen reformas en los mercados laborales centradas en varios ejes, como la reducción de los desequilibrios entre el empleo temporal y el indefinido y la rebaja de la fiscalidad del trabajo, y apuestan por los programas de becas y prácticas para facilitar el acceso de los jóvenes a su primer empleo.
En la declaración de ayer, los líderes comunitarios piden que las reformas se hagan en cooperación con los agentes sociales y respetando "los sistemas nacionales de los Estados miembros".
Además, el Ejecutivo comunitario pidió a los ocho países con más paro juvenil de toda la UE -entre los que además de España figuran Grecia, Italia o Portugal- que preparen un "equipo de acción nacional" que deberá elaborar un plan con medidas concretas para mediados de abril.
Estos equipos agruparán a expertos de la Comisión Europea (CE) y a representantes de las autoridades nacionales, de la patronal y de los sindicatos, según propuso el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, en su intervención ante los líderes.
Estos planes se incluirán en los programas nacionales de reformas que los países deben presentar dentro del semestre europeo, y podrán combinar "fondos nacionales y fondos europeos", según Barroso, quien más en concreto propuso la redistribución del Fondo Social Europeo (FSE) que todavía no han sido asignados.
En toda la UE hay actualmente sin asignar unos 22.000 millones de euros del FSE correspondientes al período 2007-2013.
De esta cantidad, España contaría con unos 2.700 millones, que ascienden a 4.000 millones si les añade la cofinanciación que debe aportar el Estado.
La UE también apuesta por fomentar la movilidad dentro de la Unión y, para ello, sugiere revisar la normativa de reconocimiento de títulos y cualificaciones profesionales, aumentar el número de plazas disponibles en los programas de prácticas en el extranjero y avanzar en la coordinación de los sistemas de pensiones.
Asimismo, los líderes europeos propusieron destinar ayudas del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de los fondos estructurales a las empresas, además de reducir las cargas administrativas y los trámites legales para las mismas.
El texto pide a las autoridades de supervisión bancaria nacionales y europeas (el EBA) que "aseguren que la recapitalización de los bancos no lleva a una falta de financiación" para las pymes, así como que garanticen "una rigurosa aplicación por todos los bancos de la legislación europea que restringe los bonos".

Bruselas/EFE

Ver comentarios