Estudio ambiental para ruta 32 estaría listo en un mes
Enviar

El futuro de la ruta 32 que comunica San José con Limón, se definiría a finales de setiembre o inicios de octubre, cuando la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) apruebe o rechace la viabilidad del proyecto.{l1}comercio_y_turismo_creceran_con_ruta_32_ampliada{/l1}

La obra de infraestructura no debería atrasarse más, siempre y cuando se cuente con toda la información para dar la viabilidad ambiental, explicó Marco Arroyo, secretario técnico de Setena.

En caso de que no encuentre ningún problema, el Gobierno le pedirá a la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) que proceda con la elaboración del diseño.

El objetivo sería que al arrancar 2017, se dé el banderazo de salida para el proceso de construcción.

También cabe la posibilidad de que Setena deniegue el permiso ambiental y el proyecto de ampliar y mejorar la ruta 32, caería en una maraña legal que incluiría apelaciones y recursos ante el Tribunal Contencioso Administrativo, además de la presión de grupos organizados como ambientalistas, el sector privado y los diputados.{l2}_voluntad_de_diputados_prevalece_sobre_dudas_de_ruta_32_2015-02-20{/l2}

En ese sentido, queda la duda de cómo Setena hace un estudio de impacto ambiental, cuando aún no están listos los diseños de la obra.

“Esperaríamos que al término de un mes se dicte la resolución, siempre y cuando la empresa haya entregado toda la información que se requiere. Si consideramos que falta información o que hay un aspecto en el que debe ampliarse o aclararse, se le pediría un anexo a la empresa, por lo que el tiempo seguiría corriendo. Eso es una posibilidad que está contemplada en la normativa”, dijo Arroyo.

La nueva ruta que comunicará Río Frío con Limón tiene un costo de $495 millones, de los cuales, $100 millones corresponden a una contrapartida del Gobierno y el resto, es parte de un préstamo con China.

La ampliación a cuatro carriles de los 107 kilómetros en dicho tramo, no contempla obras adicionales que el Gobierno solicitó, incluidos unos 50 kilómetros de carreteras marginales y un paso a desnivel en Guácimo, que deberían definirse luego, ya que aumentarían el costo.

Una vez construida, la obra permitirá una velocidad promedio de 100 kilómetros por hora en el tramo construido; asimismo, se contempla, la edificación de una ciclovía de 26 kilómetros.

Mientras tanto, los personeros de la empresa CHEC en Costa Rica, están listos para iniciar cuanto antes las obras de construcción.

“No estamos dormidos, estamos muy despiertos, esperando a que todo quede listo. Siempre estamos aquí acelerando los trabajos. El motivo principal es para controlar lo más posible el ritmo en que el proyecto avance, para que una vez que contemos con la condición de arrancar, podamos iniciar de inmediato”, dijo Teresa Wu, representante en Costa Rica de la empresa CHEC.

Por la carretera a Limón transita el 80% de las exportaciones, según datos de la Cámara de Exportadores de Costa Rica.

El paso por esta ruta se intensificará en enero de 2018, fecha en que se tiene previsto abrir el megapuerto de Moín.


Obra de impacto


Por la ruta 32 circulan unos 20 mil vehículos diarios, muchos de ellos camiones de transporte que llevan o traen los productos de exportación e importación del país.

- La obra de ampliación se realizará en el tramo entre Río Frío y Limón de 107 kilómetros

- La ruta pasará de dos a cuatro carriles

- En total se invertirán unos $495 millones

- Tendrá un plazo de ejecución de 42 meses

- Las mejoras permitirán una velocidad promedio de 100 km/h

- Se contemplan 26 kilómetros de ciclovía e igual número de rutas marginales

- Habrá cinco intercambios en Río Frío, Guápiles, Siquirres, TCM y la salida al muelle de Moín

- Incluye el reforzamiento y duplicación de 36 puentes

Fuente MOPT

 


Ver comentarios