Estocada final: incentivos médicos
Enviar

Hoy inicia plan para moderar incremento salarial

Estocada final: incentivos médicos

Doctores ganan más que cualquier otro profesional


Hoy inicia en la Asamblea, la última batalla por eliminar una serie de incentivos, que reciben únicamente los médicos.
Por su parte, ellos aseguran que su contribución a la sociedad es mayor que la de otros sectores de la fuerza laboral.
Sin embargo, hay otros profesionales, que no cuentan con estos privilegios, y también salvan vidas, como es el caso de bomberos, policías, y cruzrojistas.
En lo que a beneficios se refiere, los médicos reciben los aumentos semestrales, que obtienen los demás empleados públicos.
Además, tienen el derecho de recibir incrementos adicionales, cada vez que se autorice un alza a cualquier grupo de funcionarios, contemplados en una lista de 25 puestos.
Esa mejora en el salario de los doctores siempre debe tener una distancia de casi un 4% del ajuste de los demás.
En este momento, los doctores recibirán en promedio unos ¢60 mil más en su sueldo, debido a que a los policías, que se encuentran en esa lista, se les autorizó un ajuste de ¢15 mil, dijo Walter Quesada, secretario adjunto de la ANEP
A inicios de 2012, los empleados públicos recibieron ¢5 mil de incremento.
Pero el Servicio Civil convirtió la directriz para los médicos en un 1,64%. En el caso de aquellos que ganaban ¢1 millón, recibieron ¢16 mil.
En 2011, el aumento general para el sector público fue del 2,33%; pero ellos adicionalmente recibieron otro 2% en el caso de los médicos generales y el 3% los especialistas.
Por esta razón, incluso los sindicatos como la ANEP y el Sindicato Nacional de Enfermeras, exigen poner fin a estos beneficios, por considerar que la medida es injusta.
La solución está en un nuevo proyecto de ley, que impulsa Luis Fishman, y que modifica el artículo 12 de la Ley en cuestión.
La propuesta es apoyada por los dirigentes sindicales, quienes comenzarán desde hoy una tarea de convencimiento en la Asamblea Legislativa para lograr respaldo al proyecto de Fishman.
Estos cambios no sacarán a la Caja de la crisis por sí solos, pero habrá más dinero para medicinas y equipos.
En tanto, los médicos no se quedan de brazos cruzados y defienden sus salarios a capa y espada.
“Es un proyecto más que quiere dañar el salario de los profesionales de ciencias médicas”, dijo Amaral Sequeira, secretario general del Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas.
No consideran prudente una manifestación en este momento, porque opinan que los medios de comunicación pusieron a la gente en su contra y ello puede afectar aún más su imagen.
Por ahora, su estrategia será presentar una acción de inconstitucionalidad.
Además, una demanda ordinaria ante el Tribunal Contencioso Administrativo y pedir como medida cautelar que se suspenda la aplicación de la ley recién aprobada, dijo Carlos Abarca, abogado de la Unión Médica.
Consideran que el trabajo que hacen día a día es muy importante para el país, porque salvan vidas y deben estar disponibles a cualquier hora y cualquier día.
“Nos persiguen y generalizan, por un error que cometan unos cuantos, nos señalan a todos, eso es muy injusto. Si unos pocos llegan tarde, se acusa a todo el cuerpo médico de incumplir con los horarios”, insistió el secretario de Siprocimeca.
No obstante, los médicos perciben aumentos, así como salarios base que contemplan pluses, y no marcan tarjetas; beneficios que no tienen otros funcionarios que también nos salvan la vida como los bomberos, los cruzrojistas, los paramédicos y por supuesto los policías.
Quizás la mayoría de los 5 mil doctores del Seguro Social no sean millonarios, pero hay un grupo que sí se lleva una buena tajada del pastel.
A finales de 2011, LA REPÚBLICA hizo público un estudio que se refiere a los 100 salarios más altos de la Caja.
Según el documento, elaborado en marzo de 2011, esos sueldos se ubican entre ¢7 millones y ¢10 millones, y los funcionarios mejor pagados son los médicos asistentes especialistas y los jefes de servicios.

201302172123360.n1.jpg

Ana Cecilia Cruz
[email protected]

Ver comentarios