Enviar
Aún falta mucho por hacer en reformas electorales, de acuerdo con Luis Antonio Sobrado
“Este nuevo Código Electoral no es perfecto”
Tribunal de Elecciones vigilará “cautelosamente” el cumplimiento de las nuevas disposiciones

Esta semana el Congreso le dará segundo debate al proyecto que reformará el Código Electoral y en las próximas semanas será ratificado por el presidente Oscar Arias para su entrada en vigencia. Por eso prácticamente no hay duda de que los comicios nacionales de febrero tendrán nuevas reglas.
La nueva legislación buscará especialmente llenar los vacíos en materia de financiamiento, esto para evitar episodios como los sucedidos en la campaña electoral de 2002.
No obstante aún falta por hacer, las nuevas reglas no son la “pomada canaria” a pesar de que acaba con años de rezago en materia electoral en Costa Rica, dijo Luis Antonio Sobrado, magistrado del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

¿Qué significa la aprobación de las reformas al Código Electoral a seis meses de las elecciones nacionales?
Este es un triunfo del país en sus afanes de modernizar la legislación electoral y por poder tener procesos de mayor calidad y transparencia.

¿Qué se podrá implementar en los comicios de febrero?
Hay algunas excepciones porque el calendario ha ido quemando etapas, tal es el caso del voto de los costarricenses en el exterior; la paridad de género en las listas electorales tampoco regirá en los comicios de febrero, pero sí a partir de las elecciones municipales de diciembre de 2010 y de ahí para adelante.

¿Bastará este nuevo Código Electoral para garantizar la transparencia que se quiso tener en los procesos electorales tras los hechos anómalos que caracterizaron la campaña de 2002?
Es conveniente una cierta dosis de prudencia con el fin de no albergar falsas expectativas en la ciudadanía en el sentido de que una normativa es capaz de impedir irregularidades.

¿Entonces la transparencia sigue siendo una quimera?
Que una normativa puede impedir que sucedan irregularidades sí es una quimera, desde luego.
A lo que uno puede aspirar es a que la nueva regulación reduzca la transgresión electoral en este campo, pero no solo que se reduzca, sino que se creen normas efectivas para castigar esos ilícitos residuales que van a seguir presentándose.
Esto se acabó, ya hay herramientas para regular y castigar, sin dudas un avance extraordinario.

¿Existe preocupación de que fondos de personas jurídicas se desvíen a personas físicas y estas como no tienen límite para contribuir los canalicen como suyos?
Ese riesgo existe, pero el Código supone la realización de una serie de indagaciones con el fin de asegurarnos que los recursos que reporta, personas físicas provengan de estas. Las donaciones por interpósita mano, están sancionadas con cárcel.

¿En qué nivel de un ranking puede ubicar a Costa Rica sobre los países con mejores códigos electorales, después de esta aprobación?
Las reglas electorales responden a la idiosincrasia de un país, a su historia y demandas sociales.
Es difícil establecer comparaciones, pero lo que sí es cierto es que es una legislación que nos pone al día en varios ámbitos de rezago que teníamos.

¿Como cuáles?
Por ejemplo, en 1961 Colombia introdujo el voto de los colombianos en el exterior, hasta esta aprobación de esta reforma esto va a ser una realidad para Costa Rica.
En lo que respecta al tema de la paridad de género Costa Rica se une a una vanguardia mundial de diez países en el mundo que tienen un sistema paritario.

¿Es perfecto este Código?
No, este nuevo Código no es perfecto, quedan cosas pendientes.

¿Qué queda pendiente?
El tema del fortalecimiento de los partidos políticos para que sean entes de interlocución política, hay que cambiar el sistema de elección de diputados pues no se pueden seguir eligiendo por provincias por cuestiones de representatividad.
También tenemos que atrevernos a implementar la carrera parlamentaria, estas son algunas cosas de la próxima frontera.

¿Para cuándo se puede cruzar esa otra frontera?
Esa es otra discusión, tendremos que sentarnos de nuevo con todos los actores políticos.

La eliminación de la ley seca para las elecciones…
La ley seca responde a una realidad política distinta en el país.
Antes la campaña se hacía básicamente a través de plazas públicas y actividades callejeras, en ese contexto la preservación del orden público y el riesgo que suponía el alcohol.
Ya está medida no responde a las campañas actuales, donde son más mediáticas.

¿Qué opina el Tribual ante el aval a que se siga permitiendo la doble postulación?
En el proyecto que nosotros lanzamos en 2001 proponíamos mantener el sistema de doble postulación, pero sabíamos que era una decisión política, por lo que optamos por que fuera la Asamblea Legislativa quien tomara la decisión.
Yo creo que la doble postulación es correcta, porque su efecto es llevar los liderazgos partidarios al Congreso y que el diálogo y negociación se den en el foro legislativo, y no como pasa en algunas ocasiones, que ese diálogo se da fuera del parlamento y hay una doble instancia de negociación que le resta eficacia.

¿Cuál es el reto del Tribunal para las elecciones de 2010?
Hacer la transición normativa con este nuevo Código Electoral, pero también es incentivar un proceso de calidad donde predominen los debates de ideas y no la descalificación entre los candidatos.

¿Vamos a seguir teniendo el conteo de voto manualmente?
Ya tenemos la autorización para pasar a la automatización y poder implementar el voto electrónico, pero hemos sido muy cautos. Primero porque ha habido experiencias muy felices pero muy desafortunadas en otros países.

Carlos J. Mora
[email protected]
Ver comentarios