Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



GLOBAL


Estados Unidos habla de guerra contra Estado Islámico

EFE | Lunes 15 septiembre, 2014

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry (centro), el ministro de Relaciones Exteriores saudita, el príncipe Saud al-Faisal, y el ministro de Relaciones Exteriores de Omán, Yussef bin Alawi bin Abdullah conversan sobre formar una coalición en contra del Estado Islámico. AFP/ La Republica


Estados Unidos habla de guerra contra Estado Islámico

John Kerry, secretario de Estado de EE.UU., se encuentra en una gira internacional para buscar aliados para una coalición global que combata al grupo yihadista Estado Islámico.
Kerry dijo en una entrevista que Estados Unidos está “en guerra” con el grupo un término que había evitado pero que ya habían utilizado otros miembros del Gobierno.
“En cuanto a Al Qaeda, hemos utilizado la palabra guerra, sí estamos en guerra con Al Qaeda y sus afiliados. Y en el mismo contexto si quieren usarlo, sí, estamos en guerra con EI”, dijo Kerry.
El secretario de Estado consideró una “perdida de tiempo centrarse en eso” y subrayó que lo importante es “degradar y eliminar” al Estado Islámico, según extractos adelantados por la cadena.
“La gente no debe pensar en este esfuerzo sólo en términos de ataques aéreos”, dijo Kerry que insistió en que solo esa acción “no va a resolver este desafío”, al tiempo que rechazó cualquier coordinación con el Gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, al que Estados Unidos acusa de régimen dictatorial.
La Casa Blanca afirmó el viernes por primera vez que Estados Unidos está “en guerra” contra el EI, de la misma forma que lo ha estado contra el grupo terrorista Al Qaeda y sus afiliados desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.
En los mismos términos el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby dijo el viernes que “esto no es la guerra de Irak” de hace una década pero “sabemos que estamos en guerra con el EI del mismo modo que estamos en guerra y continuamos estando en guerra con Al Qaeda y sus afiliados”.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, condenó el “brutal asesinato” del cooperante británico David Haines, que según un vídeo difundido por EI, habría sido decapitado y expresó el apoyo a Reino Unido, al asegurar que trabajaran juntos con una “amplia coalición” de naciones para “degradar y destruir” al grupo yihadista.
El pasado jueves, tanto el secretario de Estado como la asesora de seguridad nacional, Susan Rice, evitaron utilizar la palabra “guerra” para referirse a la campaña ampliada que Obama anunció el miércoles en un discurso.
“Si alguien quiere pensar en esto como una guerra contra el EI, puede hacerlo, pero el hecho es que es una gran operación antiterrorista que tendrá muchas partes diferentes en movimiento”, sostuvo Kerry.
No obstante, la Casa Blanca matizó que la estrategia del Gobierno de Obama es “significativamente diferente a la que se siguió en la guerra de Irak”, lanzada en 2003 por la Administración de George W. Bush, y ha insistido en que “esta estrategia no la está desplegando Estados Unidos solo, sino una amplia coalición internacional”.
Obama anunció esta semana la nueva estrategia para combatir a los yihadistas, basada en la extensión de los bombardeos selectivos iniciados en Irak en agosto a territorio sirio, donde el grupo terrorista es más fuerte, así como en armar y entrenar a los rebeldes moderados en ese país para que les hagan frente.
Por otro lado El 68 % de estadounidenses duda que Obama consiga derrotar al yihadista EI
Los norteamericanos expresaron su falta de confianza en que la estrategia anunciada por el presidente Barack Obama vaya a lograr eliminar la amenaza del grupo yihadista, aunque el 62 % apoya una intervención.
La encuesta fue realizada por la cadena NBC, el diario Wall Street Journal y la consultora Annenberg, después del anuncio de Obama y antes de que el grupo se atribuyera la ejecución de un cooperante británico.
La encuesta revela que el 68 % indicó tener “un poco” o “muy poca” confianza en que los objetivos del presidente Obama de degradar y eliminar la amenaza del EI se cumplirán.
Mientras un 28 % dijo que tenía un “bastante” o “gran” confianza en que lo lograría.
No obstante, el 62 % expresó su apoyo a la decisión de Obama de tomar acciones contra el EI en Irak y Siria, mientras que el 22 % se opuso.
El encuestador demócrata Peter Hart, que colaboró en la realización del sondeo, señaló que la diferencia con otras campañas militares es que “los estadounidenses son escépticos sobre si esta dará resultados”.
En cuanto a la gestión de la política exterior, el mandatario recibió una aprobación del 38 %.
La encuesta se realizó entre el 11 y el 13 de septiembre a 544 personas registradas como votantes y tiene un margen de error de 5,5 puntos porcentuales.

Washington/EFE