Estados Unidos actuaría en solitario en Siria
Enviar

Estados Unidos actuaría en solitario en Siria

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su equipo de seguridad explicó ayer al Congreso los objetivos y la justificación para una eventual intervención militar en Siria, algo que podría decidir en solitario tras el rechazo del Parlamento británico a la participación del Reino Unido.
Varias fuentes del Gobierno estadounidense citadas por la cadena CNN y el diario The New York Times coincidieron en asegurar que Obama optaría por una intervención en Siria, incluso si sus aliados británicos decidieran respetar la voz del Parlamento y no participar en el castigo al régimen de Bachar al Asad.
La ronda de consultas que inicio la Casa Blanca con el Congreso se dio ayer al tiempo que el Parlamento británico rechazaba las razones del Gobierno de David Cameron para intervenir en Siria.
Obama habló ayer personalmente con el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y el líder de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell, para explicarles la estrategia y las supuestas pruebas que justificarían un potencial ataque contra el régimen sirio.
La operación militar para castigar al régimen sirio por su presunto uso mortífero de armas químicas, cuyo inicio parecía previsto para ayer, quedó pospuesto al menos hasta el fin de semana, mientras continúe el debate sobre la culpabilidad, o no, del gobierno de Bachar al Asad y la ONU emite el informe sobre la investigación realizada.
De las tres potencias que encabezan la coalición para la operación militar contra Siria - Estados Unidos, Francia, y Gran Bretaña- ha sido esta última, la que paralizó los planes del primer ministro británico, David Cameron, al tumbar, el Parlamento, en una sesión de urgencia, la posibilidad de lanzar un ataque contra el régimen de Bachar al Asad.
La moción del Gobierno británico, que defendía una acción militar "legal y proporcionada" en Siria, fue rechazada por un estrecho margen de 13 votos -285 en contra y 272 a favor- a pesar de que anoche Cameron había cedido a las presiones que le llegaban tanto desde la oposición como de su propia coalición para matizar el texto.
El resultado en la Cámara de los Comunes obligó a Cameron a admitir que "el Parlamento y los británicos no desean ver una intervención militar".
Mientras, más de 140 miembros de la Cámara de Representantes de EE.UU. han firmado una carta dirigida al presidente Barack Obama en la que advierten que cualquier ataque militar contra Siria requerirá la venia del Congreso, informaron fuentes legislativas.
La posibilidad de que el Gobierno del presidente Obama lance un ataque militar contra Siria, aunque limitado, en respuesta al supuesto uso de armas químicas por el régimen sirio contra civiles ha desatado un debate nacional sobre si el mandatario requiere o no el permiso explícito del Congreso para hacerlo.
Asimismo, los congresistas expresaron su apoyo a la labor del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para lograr un consenso internacional "que condene el presunto uso de armas químicas y prepare una respuesta apropiada".
Al respecto, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo  en Viena que "el equipo investigará hasta  hoy viernes, y saldrá de Siria el sábado por la mañana. Me informará tan pronto como salga de Siria".
Ban aseguró también que habló ayer sobre la crisis siria con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para compartir información con él y transmitirle el deseo de la ONU de que se dé tiempo a los inspectores para terminar su trabajo.
"Le expresé mi deseo de que a este equipo de investigación se le permita continuar su trabajo durante el tiempo que le encomendó su mandato", indicó Ban.
El Ejecutivo estadounidense tendría un plazo de 60 días para lograr la venia del Congreso o, de lo contrario, retirar las tropas.

Redacción Internacional/EFE

Ver comentarios