Estados Unidos aprueba su rebaja de impuestos más importante en 20 años
Enviar

Ayer por la noche el senado norteamericano aprobó la histórica reforma fiscal que el presidente Trump llevó como punta de lanza entre sus propuestas a la presidencia.

Se trata de una rebaja impositiva en varias áreas que impactará, sobre todo, a las empresas y a las personas de alto poder adquisitivo.

Para su aplicación efectiva, que sería el 1 de enero de 2018, sólo resta el visto bueno de la Cámara de Representantes, el cual ya es casi un hecho.

La votación, que no contó con ningún voto positivo demócrata cerró con 51 votos a favor y 48 en contra.



Los puntos de la reforma fiscal más importante desde la llevada adelante por Ronald Reagan en 1986 son los siguientes:

a) Reducción del 35% al 21% del impuesto a las sociedades que pagan las empresas.

b) Reducción del 40% al 37% en el impuesto a la renta individual. Este tributo es pagado para todos los hogares con ingresos mayores a medio millón de dólares anuales.


c) Aumento de la base en el impuesto a la herencia. A partir de ahora se aplicará el tributo a partir de valores más altos, pasando de $5,5 millones a $11 millones para solteros y de $11 millones a $22 millones para matrimonios.

d) Límite a las deducciones de impuestos. La medida pretende de alguna manera, aunque no suficiente, compensar la pérdida de ingresos del estado, al aplicar un límite de $10 mil a la deducción anual en impuestos locales y estatales.

e) Aumento del crédito impositivo por hijos. Se trata de la única medida de corte “progresista”, en la que se amplía el crédito impositivo por hijo, al pasar de $1.000 a $2.000 por niño.
 


Ver comentarios