Escuchas telefónicas distraen a Cameron
Enviar
Escuchas telefónicas distraen a Cameron

David Cameron y sus ministros tienen por delante semanas de atención incesante de los medios, en tanto un tercio de su Gabinete deja en suspenso sus tareas del día y se prepara para declarar bajo juramento en la investigación que se lleva a cabo en el Reino Unido sobre la ética de la prensa.
Un colaborador gubernamental describió la situación como una pesadilla, conforme los ministros se aprestan a enfrentar horas de interrogatorio de un abogado litigante, todo transmitido en vivo. Otro funcionario dijo que el despacho de Cameron se había visto obligado a confeccionar una lista de todos los periodistas que había conocido el primer ministro desde 2005, cuando se convirtió en líder Tory. Los funcionarios se negaron a que sus nombres fueran mencionados por no estar autorizados a revelar esos detalles.

El secretario de Educación Michael Gove y la Secretaria de Interior Theresa May fueron los primeros ministros interrogados, a partir de las 10 horas de ayer.
Las audiencias ante el Juez Brian Leveson constituyen una distracción en momentos en que el Gabinete enfrenta una recaída en una recesión, repercusión de una posible salida griega de la eurozona, y los problemas de la seguridad y el transporte que plantean los Juegos Olímpicos de Londres este verano.
“Las indagaciones consumen tiempo, distraen”, dijo en una entrevista telefónica Peter Goldsmith, ex procurador general que declaró en indagaciones en 2003 y 2004 en referencia a los sucesos que rodearon la Guerra de Irak. “Dificulta mucho seguir adelante con la actividad del gobierno”.
Después de los periodistas, la policía y Rupert y James Murdoch, ahora son los políticos los que comienzan a estar en el centro de la escena de la investigación Leveson, que Cameron estableció el año pasado tratando de distanciarse de News Corp. luego del escándalo de los teléfonos intervenidos en su tabloide News Of The World.
El futuro del secretario de Cultura, Jeremy Hunt, que declara el 31 de mayo, depende de que convenza a la investigación de que se comportó correctamente al adjudicar a News Corp. la licitación por British Sky Broadcasting Group Plc.
El secretario de Negocios Vince Cable será interrogado hoy sobre su manejo inicial de la oferta por 7.800 millones de libras ($12.200 millones) de News Corp. en 2010 para comprar la parte de BSkyB que no era de su propiedad.
A diferencia de numerosos ministros de sus socios de la coalición del Partido Conservador de Cameron, a Cable no le preguntarán si era allegado a la empresa: el liberal demócrata fue despojado de su responsabilidad de decidir acerca del acuerdo en diciembre de 2010, cuando dos periodistas encubiertos lo grabaron diciendo que había “declarado la guerra” a Rupert Murdoch.
Cameron pidió que Hunt revisara la oferta en su lugar.
Aunque no se ha publicado ningún cronograma de la Investigación Leveson más allá de esta semana, tanto Cameron como el viceprimer ministro Nick Clegg han dicho que están dispuestos a comparecer. El ministro de Economía, George Osborne también podría ser convocado, por haber sido mencionado con frecuencia en pruebas como allegado a Rupert Murdoch y sus lugartenientes.
Cameron será interrogado acerca de su decisión de emplear como director de comunicaciones a Andy Coulson, que había renunciado como editor de News Of The World en 2007 a raíz de que uno de sus periodistas fue condenado por intervenir teléfonos. Coulson, que dejó su trabajo en el despacho de Downing Street de Cameron a comienzos de 2011, fue arrestado en julio pasado cuando la política amplió su investigación. También será interrogado sobre su relación con los Murdoch y con la ex ejecutiva de News Corp. Rebekah Brooks, acusada de obstaculizar el curso de la justicia este mes.

Bloomberg

Ver comentarios