Enviar
Defecto se registra en más del 2,5% de la denominación de ¢20 mil, superando el rango de tolerancia permitido
Error de impresión atrasa salida de billetes
El nuevo papel moneda posee 20 elementos que garantizan su seguridad

Quienes estaban a la espera de que salieran los nuevos billetes de ¢20 mil tendrán que ser pacientes porque el Banco Central (BCCR) pospuso su circulación debido a un error de impresión.
El defecto que detectaron las autoridades del Banco se encuentra en el mapa impreso en la parte superior, en color morado, y se trata de una línea horizontal de color gris que atraviesa una pequeña parte del papel moneda.
El problema se debe a que las tintas de impresión del reverso y el anverso se mezclaron, dijo Roy González, gerente general del BCCR, quien además comentó que de una muestra de 6 mil billetes, más del 2,5% registra ese defecto por lo que supera los rangos de tolerancia permitidos.
“Este error no compromete la seguridad pero podría generar desconfianza al pensar que al mapa del billete se le está cayendo la tinta o se está escarapelando”, mencionó González.
La fecha de salida estaba prevista para mañana 11 de agosto, sin embargo, hoy representantes de la empresa francesa Oberthur Technologies, encargada de la elaboración e impresión de la nueva familia de billetes, se reunirán con autoridades del Central para revisar la denominación y verificar que en efecto más del 2,5% presente el error.
De comprobarse el fallo se procederá a destruir cada uno de los billetes defectuosos y Oberthur tendrá que reponerlos. Este proceso no representará costo alguno para el Banco porque en el contrato se estableció que la compañía se responsabilizaría por este tipo de desperfectos.
El retraso no sería tan significativo porque en este momento el BCCR cuenta con 250 cajas de papel moneda (lo que significa unos 10 millones de billetes) y la necesidad de abastecimiento del mercado en una primera etapa sería de unas 50 cajas.
Sin embargo, la entidad bancaria quiere ser cuidadosa en el proceso de revisión por lo que tiene previsto que la demora sea de semanas. Cuatro funcionarios del Central estarán a cargo del escrutinio que se realizará de forma manual y bajo circuito cerrado de televisión, detalló el gerente general.
La nueva familia de papel moneda circularía entre este y el próximo año, se espera que en diciembre ingresen los billetes de ¢10 mil o ¢5 mil, mientras que los de ¢50 mil tardarán un poco más porque necesitan pasar por un proceso de aceptación del público.

Angélica Zamora
[email protected]
Ver comentarios