Erase una vez
Enviar
Erase una vez… Bolt
Londres 2012 será recordado como la consagración de una leyenda viva

Nadie en el mundo del atletismo puede presumir de tener tanta gloria como un deportista que nació hace 25 años en Cornwall, Jamaica. Las historias de los estadounidenses Jesse Owens, Carl Lewis y Michael Johnson ya no son suficientes, este hombre consiguió correr tan rápido como nadie lo ha hecho jamás y también detener el tiempo por 19 segundos y 32 décimas en una carrera de 200 metros. Ayer el planeta vio correr a Usain Bolt.
La génesis de la leyenda se remonta a Pekín 2008, cuando este héroe de ébano apareció en las pistas asiáticas y se trajo consigo tres preseas doradas para su isla natal, luego de ganar los 100, 200 y 4x100 metros para anunciar que no se conformaría sino con ser el mejor.

Cuatro años después, regresó a las justas olímpicas con el récord en su cabeza, repetir la proeza de China lo colocaría como el corredor con más oros en la historia del atletismo, las dudas y, según él, las envidias de muchos dejaban un ambiente enrarecido sobre la potencial hazaña del hombre más rápido del mundo, su dedo en la boca al final de la carrera de ayer calló a muchos.
El estadio de Stratford se quedaba atónito viendo el quinto oro ganado por Bolt en su vida, el cual no le da otro título que el mejor de todos los tiempos en el atletismo. Para redondear el orgullo jamaiquino, en la prueba de los 200 metros sus compatriotas Yohan Blake (19.44) y Warren Weir (19.84) conseguían un triplete histórico para su nación.
Sus gestos e impresiones después del evento, demostraban a un atleta aún entero, sorprendentemente sin signos de agotamiento, que hasta hizo algunas lagartijas como divertimento para él y todos los demás.
Por tan solo dos décimas, el velocista no rompió su propio récord olímpico (19.30) en esta prueba de ayer, además de quedar excluido de un sexto oro, debido a la lesión de su compañero Asafa Powell previo a la carrera de los 4x100 metros, lo que forzó el retiro de los caribeños.
Sin embargo eso no borra su gesta, dado que es la primera persona en la historia que retiene con éxito las medallas de las pruebas de velocidad olímpica ganadas cuatro años atrás.
¿Cuál es la especialidad de Usain Bolt? No aparentan ser los 100 ni los 200 metros, tampoco los relevos, su especialidad es correr, lo pongan dónde lo pongan, eso ha demostrado en estos Juegos Olímpicos, que se marcan como el momento de la consagración, ese día que todo el mundo estaba a la espera de ver la historia en marcha.
Como anécdota quedará la participación de un latino, el ecuatoriano Alex Quiñónez, quien entró de penúltimo en la final de los 200 con un crono de 20.57, pero más que una posición, el sudamericano se llevará consigo el relato para sus nietos de competir junto al mejor de una era.
Siéntase bien, usted también tendrá el chance de contarles a la suyos sobre los logros de este bólido humano, tal como quizá lo hicieron en algún momento con los estadounidenses mencionados.

Sergio Alvarado
[email protected]


Ver comentarios