Energía renovable podría reanudar actividad en planta de Chile
Planta termosolar de Abengoa en España, donde hay más de 600 paneles solares que redirigen la luz del sol para generar vapor y mover turbinas. Bloomberg/La República
Enviar

La empresa española de energía renovable Abengoa prevé reanudar su actividad en la primera planta de energía termosolar de Latinoamérica en los próximos meses tras salir de un preconcurso de acreedores.
La compañía reanudará la actividad en Atacama I, un proyecto conjunto de Abengoa y la empresa de capital riesgo EIG Global Energy Partners en el norte de Chile valorado en $1 mil millones, cuando haya completado el plan de reestructuración de deuda, dijo una de las fuentes, que pidió no ser identificada porque la decisión no es pública.


Unos 1.500 trabajadores fueron despedidos del proyecto en enero y sólo quedó el personal de mantenimiento. Es posible que las actividades comiencen de nuevo en el cuarto trimestre, dijo una fuente.
Carlos Barria, exdirector del departamento de energía renovable del Gobierno y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile en Santiago dijo que el proyecto será un hito en Latinoamérica. Es una forma alternativa importante de producir energía ya que aúna la luz solar y el almacenamiento de electricidad, puntualizó Barria.
A diferencia de otros proyectos de paneles solares, Atacama I cuenta con 16.600 paneles que dirigen la luz solar hacia una solución salina líquida sobre la parte alta de una torre gigante en el centro, lo que propulsa una turbina que genera electricidad.
Su ubicación, en el desierto al norte de Chile, es uno de los lugares con más luz solar y más secos del planeta. El exceso de energía solar en Chile se tradujo en una caída a cero de los precios de la energía al contado durante más de 100 días en los primeros cuatro meses de este año.
La electricidad generada por ese proyecto no resultará barata. La central tiene una capacidad de generación eléctrica de 110 megavatios, frente a los 160 megavatios del parque solar Finis Terrae, cuyo costo de construcción fue de $270 millones.
Abengoa no ha informado a los sindicatos de trabajadores que reanudará sus actividades, según Luiz Reyes, extrabajador del proyecto y representante sindical. La compañía aún tiene que hacer frente a las indemnizaciones de algunos trabajadores ya que fueron despedidos injustamente, dijo Reyes en una entrevista por teléfono desde Santiago. Puede que la empresa no reanude las actividades de construcción antes de cumplir con todos los pagos, puntualizó Reyes.
Este mes Abengoa ha llegado a un acuerdo con los principales acreedores para un plan de rescate con lo que podría evitar la mayor quiebra corporativa de España. La empresa sevillana solicitó el preconcurso de acreedores en noviembre al no conseguir financiación para hacer frente a una deuda de $10.600 millones acumulada durante años de expansión internacional.


Ver comentarios