Encuestadoras enfrentan nuevos retos ante campaña electoral
“En el pasado proceso electoral, las encuestadoras sí medimos el crecimiento de Luis Guillermo Solís, pero no pudimos publicar los datos por la veda electoral. En la última semana, casi cuatro de cada diez, decidieron su voto”, dijo Carlos Denton, presidente de CID Gallup. Gerson Vargas/La República
Enviar

¿Las encuestas pronosticarán de forma acertada el resultado de la siguiente campaña electoral?

Buena pregunta, ya que las encuestadoras están adaptando sus procedimientos para medir la opinión de las personas, que son más difíciles de sondear que en épocas anteriores, debido a los cambios de la cultura costarricense.
“Para superar la barrera de los residenciales cerrados, contactamos con algún inquilino del lugar o un grupo de ellos y les ofrecemos un incentivo, generalmente económico, les pedimos que colaboren con nosotros”, dijo Ana Lía Jiménez, directora general técnica de Unimer.


El crecimiento de residenciales ha sido un factor significativo en los últimos 20 años, sobre todo en la población de clase alta y media alta.
Otros ajustes incluyen el aprovechamiento de las encuestas en línea, que deben adecuarse para evitar la posibilidad de respuestas sesgadas, dependiendo de cómo esté conformada la base de datos.

En cuanto a las consultas telefónicas, algunas encuestadoras han conseguido el acceso mediante los dispositivos móviles, de las personas que aceptan participar.
Se trata de un cambio importante, ya que las líneas fijas se están sustituyendo por servicios móviles, cuyos números no se pueden obtener de forma libre.


En lo que al aspecto cultural se refiere, las encuestadoras tienen que interpretar de forma analítica las tendencias políticas de los costarricenses, que son menos fieles a un partido, a diferencia de hace 20 años, cuando la mayoría se identificaba como liberacionista o socialcristiana, comentó Carlos Denton, presidente de CID Gallup.
La volatilidad es un factor significativo, ya que en 2014 un 36% de la gente se decidió durante la última semana de la campaña, mientras un 16% lo hizo el mismo día de las elecciones, según un análisis de la UCR.
Ninguna de las principales encuestadoras durante su última presentación de datos en la campaña de ese año, detectó la oleada de popularidad de Luis Guillermo Solís, ya que el entonces candidato empezó a crecer casi a última hora.
La veda electoral prohíbe la publicación de encuestas a tres días de las elecciones y en la propia jornada de la votación.
El público por su parte mantiene una actitud contradictoria ante las encuestas sobre la política.
Por un lado la gente no confía mucho en ellas, de acuerdo con un sondeo de diciembre de 2015 realizado entre los lectores de LA REPÚBLICA.
Por otro, los costarricense siguen fascinados por saber quién ganaría, y quién no.
Se trata de más de la mitad de las personas, a quienes les gusta ver las encuestas siempre o a menudo, mientras apenas la décima parte dice que las ve rara vez o nunca, según un sondeo realizado anteayer entre los lectores.

 


ESCÉPTICOS


El público tiene bastantes dudas acerca de las encuestas políticas, de acuerdo con un sondeo realizado en diciembre pasado entre los lectores de LA REPÚBLICA, sobre su nivel de confianza.

  Respuestas Porcentaje
Mucho 39 10
Algo 196 50
Nada 156 40
Total 391 100

FASCINADOS


A más de la mitad de las personas le gusta ver las encuestas siempre o a menudo, mientras apenas la décima parte dice que las ve rara vez o nunca, según un sondeo realizado anteayer entre los lectores de LA REPÚBLICA

  Respuestas Porcentaje
Siempre/a menudo 285 54
A veces 178 34
Rara vez/nunca 62 12
Total 526 100

?


SÍ Y NO


Las principales encuestadoras en sus informes de enero de 2014 acertaron varios de los resultados de la primera ronda electoral.
Sin embargo, ninguna detectó la oleada de popularidad de Luis Guillermo Solís, ya que un 36% de los electores se decidió en la última semana, cuando ya regía una veda electoral.

2014 CID Gallup UCR Unimer Resultados
Luis Guillermo Solís 12 9 5 31
Johnny Araya 28 21 20 30
José María Villalta 17 15 22 17
Otto Guevara 14 11 20 11
Rodolfo Piza 5 3 5 6

Fuente: Encuestadoras


RETO


Las encuestadoras tienen nuevos retos para conseguir los datos.

Carlos Denton

Presidente
CID Gallup

Las encuestas sobre servicios o productos no son cuestionadas por el público, pero aquellas de índole electoral sí son criticadas por los votantes, quienes analizan el tema desde su perspectiva.
Hoy día, el costarricense es más heterogéneo que hace 20 años, lo que significa que ya no tiene filiación política consolidada y por tanto, puede cambiar abruptamente de decisión.
En el pasado proceso electoral, las encuestadoras sí medimos el crecimiento de Luis Guillermo Solís, pero no pudimos publicar los datos por la veda electoral.
En la última semana, casi cuatro de cada diez, decidieron su voto.

Víctor Borge

Gerente general
Borge & Asociados

La forma de recolección de datos ha cambiado, producto de aspectos como la irrupción de los dispositivos móviles, los condominios residenciales y barrios cerrados.
La forma de acceder a datos, dependerá mucho del tipo de estudio o del público por estudiar.
Se pueden hacer encuestas a través de grupos virtuales, también se mantiene el uso de encuestas telefónicas a hogares y algunos casos a celulares, por medio de un sistema al azar.
Hoy día, lo más complejo es convencer a los informantes de aceptar las entrevistas.

Ana Lía Jiménez

Directora General Técnica
Unimer

Cuando nos encontramos con un condominio cerrado, lo que hacemos es que contactamos con un vecino o varios, que nos ayudan a reunir a la gente y en algunos casos, hay un incentivo para que sean nuestros agentes.
Las encuestas políticas son de las más complicadas, ya que hay que medir diversas aristas, utilizando metodologías diferentes.
Asimismo, lo que nosotros damos a conocer es una fotografía del momento, que puede cambiar conforme se acerca el día de la votación.
La veda electoral prohíbe publicar encuestas en los últimos días.

Adrián Pignataro

Coordinador
CIEP-UCR

La disminución de teléfonos fijos en los hogares sin duda ha generado un cambio en la forma de hacer encuestas.
Asimismo, los condominios cerrados evitan que conversemos cara a cara con algunas personas.
Es posible que esta nueva realidad tenga algún tipo de influencia en los resultados; sin embargo, eso no lo podemos aseverar por el momento porque habría que medirlo.
En las pasadas elecciones, hay que tener claro que un 36% de la gente se decidió en la última semana y por diversas razones, las encuestas no midieron eso.

 


Ver comentarios