Enviar
En misa de resurrección el Papa recibe apoyo
 Benedicto XVI pidió ayuda internacional para la reconstrucción de Haití tras el terremoto y condenó el narcotráfico en América Latina.

"Santidad, no está sólo, los fieles no se dejan impresionar por las murmuraciones del momento", afirmó el cardenal Angelo Sodano al dirigirse al Papa durante la Misa de Resurrección, en la que le expresó el apoyo de la Iglesia ante los ataques que recibe por los casos de pederastia.

El cardenal decano rompió el estricto protocolo de la Iglesia, lo que demuestra la gravedad del momento, y ante varias decenas de miles de fieles, abrió la misa con un mensaje de solidaridad a Benedicto XVI, que presentaba aspecto cansado, que algunos observadores vaticanos consideraron de tristeza.
"Toda la Iglesia desea decirle, a coro, felices Pascuas, amado Santo Padre. La Iglesia está con usted, con usted están los cardenales, colaboradores, los obispos de las 3 mil circunscripciones y los 400 mil sacerdotes que sirven generosamente al pueblo de Dios en las parroquias, las escuelas, los hospitales y en las misiones", afirmó Sodano.
Y con voz fuerte, el decano de los cardenales agregó: "Y con usted está el pueblo de Dios, que no se deja impresionar por las murmuraciones del momento.
Sodano recordó las palabras pronunciadas por el Papa el pasado Jueves Santo al citar a San Pedro: "Jesús, insultado, no respondió a los insultos".

Fue la única alusión a los escándalos de curas pederastas en numerosos países, que han llegado a salpicar al Papa, al que asociaciones de víctimas y algunos medios de comunicación acusan de haber ocultados casos en Estados Unidos y Alemania y haberlos gestionado mal cuando era cardenal prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe (antiguo Santo Oficio, sucesor de la Inquisición).

En ningún momento de la Semana Santa, Benedicto XVI se ha referido a esos casos y ha dejado a cardenales, obispos y medios de la Santa Sede ocuparse.
Por otro lado, durante su Mensaje Pascual, El Papa pidió que la comunidad internacional ayude a la reconstrucción de Haití tras el terremoto padecido, exhortó a los chilenos a afrontar con tenacidad los trabajos en el mismo sentido por el sismo sufrido por ellos y condenó el narcotráfico en América Latina.
El Pontífice hizo estas manifestaciones ayer, día de la Resurrección, desde el balcón central de la basílica de San Pedro ante decenas de miles de personas que en una mañana lluviosa, fría y desapacible llenaron la plaza de San Pedro y los aledaños.
"Que la Pascua de Cristo represente para aquellos países latinoamericanos y del Caribe que sufren un peligroso recrudecimiento de los crímenes relacionados con el narcotráfico, la victoria de la convivencia pacífica y del respeto del bien común", dijo el Pontífice.

Benedicto XVI abogó para que Haití, "devastada por la terrible tragedia del terremoto, lleve a cabo su éxodo del luto y la desesperación a una nueva esperanza, con la ayuda de la solidaridad internacional".

"Que los amados ciudadanos chilenos, asolados por otra grave catástrofe, afronten con tenacidad, y sostenidos por la fe, los trabajos de reconstrucción", agregó su Santidad.

Ciudad del Vaticano / EFE



Ver comentarios