En la era digital, ¿cómo sobreviven las papeleras?
Enviar

En la era digital, ¿cómo sobreviven las papeleras?


Conforme la era digital restringe el uso del papel prensa y los artículos de papelería, los fabricantes europeos de papel están remodelando sus plantas para producir materiales más rentables que se usan en todo tipo de productos, de los combustibles a los edulcorantes e incluso la tintura para el cabello.
Ello se debe a que el crecimiento mundial del consumo de pasta y papel se desplomó un 80% en los siete años que terminaron a fin de 2014, obligando a empresas como Stora Enso Oyj y UPM-Kymmene Oyh a encontrar nuevos usos para las materias primas provenientes de sus árboles.
El cambio está dando lugar a una industria que vende biomateriales, los productos creados a partir de seres vivos. En términos industriales, es la ciencia de fabricar productos a partir de fuentes vegetales en lugar de convencionales. Si bien las papeleras desde hace mucho utilizan madera de desecho como combustible para la generación de energía, el volcarse a los biomateriales les abre una multitud de oportunidades.
“Buscamos un motor de crecimiento y los biomateriales lo son”, dijo Juan Carlos Bueno, responsable de una división que trabaja con esos productos en la papelera Stora Enso de Helsinki. La compañía obtuvo el 38% de sus utilidades del papel el año pasado, por debajo del 70% de 2006. “Estamos trabajando para ser una compañía de materiales renovables en lugar de una papelera”.
Stora Enso actualmente produce los ingredientes que se usan en el kétchup, los aderezos para ensaladas, los productos de panadería, la tintura para el cabello, los pañales, las esponjas y los neumáticos para automóviles. UPM-Kymmene Oyh, otra empresa finlandesa de pasta y papel, elabora combustibles basados en la madera, geles para la investigación médica y plásticos.

Biomateriales

Los combustibles son otro producto importante para la industria, que genera desechos con el procesamiento de la madera. Esos emprendimientos seguirán creciendo junto con las inversiones en biomateriales, señaló Claire Curry, analista industrial de Bloomberg New Energy Finance en Nueva York.
La papelera Norske Skogindustrier ASA informó en julio que planea invertir 150 millones de coronas ($18 millones) en la construcción de una planta de biogás junto a su fábrica de Saugbrugs, en el sur de Noruega. La planta convertirá los desechos de la materia prima de la fábrica en combustible renovable que se venderá a AGA, división de la alemana Linde AG.
“La industria de la pasta y el papel tiene muchos motivos para dedicarse a los biomateriales, en particular los bioquímicos porque son más valiosos que los biocombustibles”, dijo Curry. “Podemos contar con que las compañías de pasta y papel tendrán un papel significativo en esta industria”.
El fabricante de productos forestales de Estocolmo Holmen AB satisface el 70% de sus necesidades de energía térmica quemando corteza de árbol y biocombustibles derivados de la madera. La compañía está investigando cómo elevar los niveles de extracción de energía y aprovechar sus subproductos para elaborar sustancias químicas, según su sitio web.
“Para los próximos diez años, proyectamos una tasa de crecimiento anual de 8,2% para los pellets de madera, la materia prima de biomasa más importante”, indicó Seth Walker, economista de bioenergía de RISI. Dijo prever que “las papeleras desarrollarán grandes negocios de biomateriales, especialmente en Europa”.

Bloomberg

Ver comentarios