Empresas tendrán seis meses para adaptarse a normativa de vida silvestre
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

Empresas del sector turístico mostraron su preocupación ante la publicación de una nueva normativa para la Ley de Conservación de la Vida Silvestre, por la afectación que podría tener en sus negocios.

Los empresarios consideraron no estar en las condiciones para adecuarse al nuevo reglamento, e incluso que las modificaciones no fueron concebidas integralmente.

Varias cámaras de turismo acudieron al despacho de la Viceministra de Ambiente con un folio de consultas sobre el nuevo reglamento y sugerencias para modificarlo.

Dueños de refugios, criaderos, mariposarios y acuarios temieron incluso por el cierre de sus negocios, al no estar en condiciones de adaptarse a la normativa.

Sin embargo, estos temores son al parecer infundados, de acuerdo con autoridades del Sistema Nacional de Conservación (Sinac) y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

“Nuestra intención con la nueva normativa es la de proteger adecuadamente la fauna y la flora nacional. Nunca ordenamos el cierre de ningún establecimiento”, comentó Carlos Orrego, coordinador nacional de Vida Silvestre del Sinac.

El reglamento viene a ordenar los sitios que trabajan con animales, al obligarlos a definir un plan operativo y “definirse”, ya sean refugios, centros de rescate, zoológicos, zoocriaderos o acuarios.

Cada uno de ellos tiene especificaciones diferentes en la ley, que es lo que el reglamento viene a ordenar.

El transitorio de la normativa, publicada el 4 de agosto, les da seis meses a estas empresas para hacer los cambios y presentar un plan operativo, de forma voluntaria.

“Hay muchas cosas que ya estaban prohibidas desde que se reformó la ley en 2012, como alimentar animales, tener contacto con ellos en sitios de rescate o en cautiverio, u ofrecer tours con alguna manipulación de vida silvestre”, explicó Orrego.

El coordinador nacional de Vida Silvestre también aclaró que la nueva normativa sí permite tomarse fotos con animales en los sitios de exhibición, aunque hay excepciones para las producciones audiovisuales, especificadas en el reglamento.

Reglamento no será modificado

En cuanto a la solicitud hecha por 40 representantes de cámaras de turismo, de las cuales solo la de Arenal y la Asociación Costarricense de Orquideología presentaron alguna documentación, esta aún se encuentra en estudio en el Minae, que tendrá hasta finales de este mes para responder.

El Ministerio, en conjunto con el Sinac, además de atender las consultas, guiará a las empresas en la elaboración de su plan operativo para adecuarse a la nueva normativa, aseguró Patricia Madrigal, viceministra de Ambiente.

Asimismo, la funcionaria agregó que el reglamento no se congelaría, como pretendían en un principio las cámaras de turismo.


Ver comentarios