Empresas echan mano a jóvenes de Aldeas SOS
“A través de un mentor, que es un colaborador de las empresas que se unen al programa, los jóvenes adquieren conocimientos en áreas operativas y administrativas”, afirmó Jessica Fallas, directora del programa de Empleabilidad. Esteban Monge/La República
Enviar

DHL, McDonald’s, Bridgestone y hoteles como el Marriot, Intercontinental y Holiday Inn son algunas empresas que capacitan jóvenes mediante el programa de empleabilidad de Aldeas Infantiles SOS.

Esta alianza se convierte en una especie de educación dual, en la que los jóvenes “aprenden haciendo” en visitas a compañías.

“La propuesta nació como una necesidad de Aldeas Infantiles SOS, que son adolescentes que han perdido a sus padres. Ellos salen a los 18 años con oportunidades limitadas en cuanto a desarrollo profesional y académico que no les permiten encontrar empleos decentes”, comentó Jessica Fallas, directora del programa.

Con pasantías estos jóvenes de entre 12 y 24 años adquieren conocimientos que les permitirán incorporarse al mercado laboral.

Gracias al programa aprenden a desenvolverse en las áreas operativa y administrativa de las compañías.

En el área operativa al joven se le enseña sobre temas logísticos y de servicio. Por ejemplo, en DHL preparan empaques y envío de mensajerías, en la parte logística aprenden a empacar y cómo llevar paquetes. También, trabajan en el aeropuerto en aduanas.

En aquellas empresas que tienen que ver con el sector alimenticio McDonald’s y Pollo Granjero les instruye cómo preparar alimentos y su debida manipulación.

Mientras que con el sector hotelero se cuenta con una alianza con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) para formarlos como asistentes de cocina y posteriormente pasan a una práctica de cuatro meses en hoteles.

En ese tiempo adquieren otros conocimientos en otras áreas como lavandería y limpieza.

En cuanto a la parte administrativa, se les forma en tareas de oficina, como archivar, realizar el manejo contable básico, atención al cliente y otros trámites internos de empresas.

Este proceso de aprendizaje lo adquieren a través de un mentor, que es un colaborador de la empresa.

Con esta guía, los jóvenes también reciben formación de habilidades para la vida (como trabajo en equipo, responsabilidad y otras).

Gracias a este proceso, muchos jóvenes se motivan a continuar los estudios, ya que la mayoría solo posee sexto grado; es decir, el proyecto sirve como proceso vocacional para impulsar su superación.

Aunque se trata de un proyecto de formación, hay empresas que participan no solo educando a los aprendices, sino que luego los toman en cuenta e incorporan entre sus colaboradores.

“Algunas empresas tienen bolsas de empleo y en muchos casos por la experiencia que desarrollan los participantes tienen la opción de concursar. La reclutadora ya los vio y conoce cómo trabajan, entonces les abren las puertas”, afirmó Fallas.

El programa cubre a jóvenes que viven en más de 30 instituciones públicas y organizaciones no gubernamentales de la Gran Área Metropolitana.

Este año se expandió a Limón, donde instan a empresas de esa zona a participar.

Población vulnerable

La mayoría de personas sin trabajo tiene una edad que ronda entre los 15 y 34 años (cifras en miles).

Rango                    Desempleados

De 15 a 24 años                 82

De 25 a 34 años                 62

De 35 a 44 años                 29

De 45 a 59 años                 27

De 60 o más                        4

Total                                  204


Fuente: Encuesta Continua de Empleo


Ver comentarios