Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



NACIONALES


Empresarios se desbordan en optimismo económico

Wilmer Murillo [email protected] | Jueves 14 febrero, 2008



Buen ánimo no se registraba en 11 años
Empresarios se desbordan en optimismo económico

• Prevén más crecimiento de la producción, inversión en capital, plantas y aumento del empleo

• Principal preocupación del sector es sobre la calidad y el acceso de la mano de obra

Wilmer Murillo
[email protected]

Aunque el Banco Central contempla en su programa macroeconómico un crecimiento de la producción del 3,8% para este año, los empresarios desbordan de optimismo acerca del rumbo económico que lleva el país.
El crecimiento económico previsto para 2008 por la autoridad monetaria es de la mitad de lo que creció el país el año anterior.
Esta cifra toma en consideración la desaceleración que tendrán industrias de zona franca por la inminente desaceleración de la economía estadounidense.
Sin embargo, los empresarios se manifestaron optimistas sobre el desempeño que tendrá la economía en los próximos tres meses del año, pues confían en el rumbo económico del país y auguran más fuentes de empleo y mayor crecimiento.
Una gran mayoría de empresarios considera que la economía del país se mantendrá en los niveles actuales o se reactivará, por lo que van a generar más puestos de trabajo y más inversiones para expandir la capacidad de sus plantas.
En la Encuesta Trimestral de Negocios, realizada por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep), los empresarios calificaron con un 7,7 la expectativa de mejoramiento económico para los próximos tres meses, en una escala donde 10 era la mayor puntuación.
El índice de confianza de la Uccaep alcanzó cifras récord en los 11 años que tiene de realizarse la encuesta, “lo que demuestra una alta percepción del futuro de la actividad de sus empresas”, dijo Rafael Carrillo, presidente de la organización.
La encuesta también midió la percepción de los empresarios sobre la economía en los tres meses anteriores (octubre, noviembre y diciembre), aspecto que recibió una calificación muy satisfactoria, en donde el empleo ya había logrado una buena calificación de 7,1.
La encuesta fue realizada a 400 empresarios costarricenses siendo la población de interés los presidentes, gerentes generales o los gerentes financieros de las empresas, y tiene un nivel de confianza del 95% y un margen de error del 5%.
La apreciación de los encuestados no solo evidencia satisfacción sino que esperan que la actividad de sus empresas para los próximos meses siga tan positiva como hasta la fecha.
Los indicadores de percepción y confianza tienen fundamento en que la gran mayoría de los empresarios (94%) considera que la economía del país se mantendrá en los niveles actuales o se reactivará.
A ello se suma que el 53% de las empresas tienen planeado aumentar su inversión de capital (maquinaria, equipo o inversión en plantas).
La encuesta fue aplicada durante las primeras semanas de enero, momento en el cual la Asamblea Legislativa retomó el avance de la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana (TLC).
Pero no todas son caritas felices. Una de las preocupaciones del sector empresarial ha sido la dificultad que poseen los empresarios para conseguir mano de obra que se ajuste a las necesidades de la empresa.
Al respecto, siete de cada diez empresarios consultados consideran que los técnicos medios y los profesionales universitarios son los más difíciles de conseguir. Entre las razones señaladas principalmente está el hecho de falta de destrezas para desempeñarse en el puesto de trabajo.
A pesar de que un 56% considera que las universidades están formando a los profesionales que el país requiere, señalan que estos profesionales carecen de las destrezas para desempeñarse en los puestos de trabajo. Estudios anteriores han señalado deficiencias en la comprensión del español y carencia de formación para administrar personal, entre otras.
Además un 65% de los empresarios señala que sus empresas poseen programas de capacitación continua para sus trabajadores. Por ello la Unión de Cámaras ha impulsado una reforma de la oferta académica del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) pues solo un 55% de los empresarios entrevistados conoce los servicios que da esta institución, cuyo presupuesto en un 70% proviene de los aportes del sector privado. De este porcentaje solo la mitad los utiliza, se indicó.