Empresarios persisten a pesar de crisis
Enviar
Empresarios persisten a pesar de crisis

Los máximos responsables ejecutivos de algunas de las compañías más ricas de Europa, que esta semana se reúnen en el Foro Económico Mundial en medio de un torrente de pronósticos económicos negativos, tienen un mensaje para los escépticos: no estamos fuera de combate.
Las máximas autoridades de Nestlé SA, Royal Dutch Shell Plc y Vodafone Group Plc, que está previsto asistan a la reunión de ejecutivos y políticos en Davos, Suiza, comienzan el 2012 con los recursos necesarios para alcanzar acuerdos: fuertes reservas de efectivo, balances sólidos y operaciones de mercados emergentes que reducen el impacto de las declinantes ganancias en sus países. La oferta hostil de $5.700 millones que Roche Holding AG hizo esta semana por Illumina Inc. indica que los máximos responsables europeos ya impulsan negocios a pesar de la persistencia de la crisis de la deuda.

“Lo que pasa en los mercados no se corresponde con la confianza que los máximos responsables ejecutivos manifiestan en los negocios porque éstos están pertrechados con balances fuertes y gran cantidad de efectivo”, dijo Pip McCrostie,que supervisa las fusiones y adquisiciones de Ernst Young en su condición de vicepresidente de transacciones y asiste al foro. “Europa tiene grandes empresas que se encuentran entre las más fuertes y diversificadas. Para ellas la gran pregunta será si hay una forma de crecer y de usar las fusiones y adquisiciones para hacerlo”.
Las mayores compañías europeas por valor de mercado tienen reservas de efectivo de un promedio de $1.540 millones, 23% más que en 2007, según datos que recopiló Bloomberg. La venta el año pasado de más de $100.000 millones de activos por parte de las compañías europeas contribuyó a que los mayores miembros no financieros del índice Stoxx Europe 600 de referencia de la región aumentará su margen promedio de ganancias a 12,6%, mientras que fue de 11% en 2006, en momentos del último auge económico.
Una medición de la confianza de los inversores en futuras ganancias, los ratios precios-ganancias, indica que a las compañías europeas les va tan bien como a sus pares de los Estados Unidos.
Las compañías más grandes del Stoxx 600, entre ellas Shell y Novartis AG, tienen un ratio promedio de 18,2, en comparación con un promedio de 15,7 de sus pares estadounidenses, según datos de Bloomberg.
Las autoridades empresariales y políticas se reúnen en Davos luego de que el Banco Mundial efectuara este mes la mayor reducción en tres años de su pronóstico de crecimiento global y dijera que una recesión en la zona del euro amenaza con exacerbar una desaceleración en los mercados emergentes. Los economistas pronostican que la zona del euro se contraerá 0,4% este año luego de un crecimiento del producto interno bruto real de 1,5% el año pasado, indican las estimaciones.
“Hay una mayor incertidumbre y más velocidad de movimientos porque a las compañías les preocupa dónde invertir en nuevos mercados de crecimiento”, dijo Chris Zook, socio y uno de los jefes de estrategia global de Bain Co., que asiste a Davos. “Las compañías más fuertes de cada sector considerarán adquisiciones. El efectivo se acumula”.

Bloomberg

Ver comentarios