Enviar
Advierten que variables son muy similares a las de 2007
Empresarios alertan sobre probable crisis
Indice de confianza del sector cayó un 6,3%
Urgen a las autoridades a tomar decisiones que mejoren ambiente para invertir

Los empresarios nacionales lanzaron una advertencia de que podrían avecinarse tiempos de crisis.
Para los empresarios, la desaceleración económica que se ha registrado durante todo el periodo es muy similar a la que se apuntó en 2007, previamente a la depresión que arrancó entonces.
Esta es una de las conclusiones a las que arribaron los miembros de ese gremio al cierre del segundo trimestre del año, y que se deja ver en los resultados del Pulso Empresarial revelado este viernes por la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep).
“Estamos leyendo condiciones económicas y financieras muy semejantes a las que antecedieron la crisis que arrancó en 2007. El desempleo en Estados Unidos se ha estancado y hasta aumentó, lo cual frena el gasto; con esto no hay flujo de dinero en esa economía que es una de nuestras principales aliadas y aquí ya comenzamos a percibir los efectos”, apuntó Shirley Saborío, directora ejecutiva de Uccaep.
La evaluación negativa de lo que ha estado ocurriendo en el país durante 2010 se sumó a la desconfianza hacia lo que ocurrirá en el corto plazo, para colocar en números rojos la valoración general de los empresarios nacionales, sobre el ambiente productivo local.
Parte de la lectura que se hace, revela que tanto la producción como el empleo cayeron. El primero de los parámetros se desplomó un 33%, mientras que el segundo, un 22%. Ambos se suman para empujar un 0,63% hacia abajo el Indice de Percepción.
“Para el empresariado son muy importantes las condiciones para producir. Las autoridades hicieron promesas durante la campaña política, cuya realización no se ve por ninguna parte. Hablamos de temas como telecomunicaciones, puertos, inversión en obra pública, energía, para muchos de los cuales ya había recursos y una estrategia supuestamente trazada, pero que no se han concretado”, puntualizó Manuel H. Rodríguez, presidente de la Uccaep.
Entre tanto, la confianza de quienes hacen negocios también bajó. Las respuestas de los 453 empresarios encuestados en esta oportunidad, ubicaron esa variable un 0,37% por debajo de lo reportado en el primer trimestre.
“Las señales que da el país, en materia de estabilidad y seguridad para invertir, son negativas. Un lugar donde existían planes de desarrollo para cada una de las playas, los cuales han dejado de estar vigentes, y donde se revierte una autorización para la operación de un negocio multimillonario –como es la minería— no puede esperarse que llegue a invertir nadie serio”, adujo Rodríguez.
Sobre el clima económico, la percepción de los empresarios también es sombría. Ese rubro se ubicó un 0,52% por debajo de su récord de principio de año.
“En el país no hay claridad para hacer negocios. Quienes tienen a su cargo la toma de decisiones, deben dejar las discusiones en que se han enfrascado y comenzar a trabajar rápido. Para el segundo trimestre solo el turismo y un sector de la construcción reportaron crecimiento, y si las decisiones no se toman, el estancamiento será peor”, señaló Jaime Molina, vicepresidente de la unión empresarial.
A fin de que se restaure la confianza y con ello se propicie una reactivación de la actividad económica, los empresarios indicaron que el Estado debe dar muestras de acción en temas como infraestructura, generación eléctrica, puertos, y sobre todo la seguridad física y jurídica de las inversiones y los inversionistas.

Ernesto Villalobos T.
[email protected]
Ver comentarios