Empatar fue suficiente
Andrés Flores corta el ingreso de Anderson Andrade en jugada de la primera parte, que fue la mejor del partido.www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Empatar fue suficiente

Jugando al filo de la navaja los rojinegros ganaron la fase de clasificación

Alajuelense logró su propósito y Cartaginés al menos tuvo un cierre digno tras un torneo para olvidar, ayer en el Fello Meza, donde rojinegros y brumosos igualaron a un gol.
Aplausos para un Cartago que dominó a la Liga en el arranque del partido y luego jugó mejor todo el segundo tiempo, pero no estuvo fino ante un Patrick Pemberton, que con dos paradones en la complementaria les robó el triunfo.
La Liga, por su parte, jugó como en casa porque fue la afición manuda la que llenó el estadio cartago, tiñéndolo de rojo y negro y empujando a su equipo en los momentos difíciles.

201211260025050.a88.jpg
El arranque local fue demoledor. Cinco saques de esquina en seis minutos y en el último Danny Fonseca se la gana a Johnny Acosta y concreta.
A la Liga le costó asomar la cabeza en el partido, pero poco a poco lo fue haciendo; Luis Valle empezó a ordenar, a Andrade le costó aparecer en el partido, también a Gabas quien al 16', soltó el gatillo y produjo una espectacular acción del arquero Luis Torres.
Anderson y Armando Alonso se hicieron presentes después ante la meta de Torres y al 24, Andrade remata el arquero brumoso rechaza y su defensa ayuda, pero con un rechazo a la entrada del área, por dónde venía Pablo Gabas que activa su zurda, suelta el gatillo y encaja el empate. En lo referente a números el partido había terminado.
En la complementaria, un Cartago más ordenado y con un mejor manejo del medio campo gracias al juego de Danny Fonseca, Eduardo Valverde, el novato Rodrigo Garita y el empeño de Paolo Jiménez buscó el gol de la victoria, pero sin resultado.
Un disparo de Fonseca y otro de Jiménez que tenían el sello de gol, no entraron gracias a los reflejos de Pemberton; en los momentos en que el León dejaba los pelos en el alambre. La Liga no tuvo tranquilidad hasta el pitazo final.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios