Enviar
Cambios en estados de cuenta impulsarían mayor transparencia
Emisores de tarjetas contra reloj
Cada vez que haya cambios en un contrato, deberán notificar al cliente
Nuevas reglas entran en vigor esta semana



Los usuarios de tarjetas de crédito y débito verán una serie de cambios en los estados de cuenta, a raíz de nuevos reglamentos, aprobados más que todo con el fin de asegurar que el consumidor conozca los detalles de las consecuencias de sus transacciones.
Además, a partir de octubre, los cajeros automáticos deberán primero consultar al cliente si está de acuerdo o no con el cobro que tiene el acto de realizar la operación.
En lo que a los contratos bancarios, así como los estados de cuenta se refiere, los bancos están en plena carrera para cumplir con las nuevas condiciones.
El único que ha manifestado abiertamente que necesitará más tiempo es el Banco Nacional, que no aplicará el cambio a los estados de cuenta hasta agosto.
No se sabe todavía lo que podría ser la sanción al banco por el atraso en el cumplimiento de los requisitos.
“Por lo complejo de los cambios en los formatos de estados de cuenta, actualmente estamos en etapas de prueba. Pero saldremos el 1º de agosto”, apuntó Juan Carlos Corrales, gerente de banca de personas del banco.
Las modificaciones se deben a un decreto que regula el mercado del dinero plástico, aprobado a finales de marzo. Todos los bancos y emisores tendrán que implementarlo para cuando entreguen el estado de cuenta de este mes.
A partir de este momento, el Ministerio de Economía exigirá una serie de condiciones que están enfocados en aumentar la transparencia del negocio y evitar cualquier tipo de abuso, manifestó Cinthya Zapata, directora de la Oficina de Apoyo al Consumidor.
En el caso de los contratos, queda eliminada la posibilidad de incluir letra pequeña. Ahora, todo el texto debe ser legible, para evitar alguna confusión por condiciones que el cliente haya podido no leer por la diferenciación en el tamaño del texto.
Antes, un contrato podía imprimirse en unas cuatro páginas, pero ahora para ese mismo documento requerirán unas 12 al menos.
Estos nuevos lineamientos hacen que los bancos incurran en nuevos gastos, y las entidades financieras deberán enfrentarlos con los cobros que tienen autorizados, es decir, sin recargar el costo de los servicios al cliente, manifestó Gabriel Pascual, gerente de tarjetas de Scotiabank de Costa Rica.
Este banco ya tiene listos todos los cambios, como sistemas de impresión para los nuevos estados de cuenta. También variaron los sistemas de información que utilizan para atender a los clientes.
Otro que se suma es el Banco de Costa Rica, que ya también tiene listos los folletos informativos, así como los contratos y el formato del estado de cuenta, afirmó Mario Rivera, gerente de la entidad.
Un aspecto que todavía no rige pero que tiene corriendo a la mayoría de las entidades financieras es el de implementar un sistema que advierta a los usuarios de cajeros automáticos el cobro de comisiones a pagar para retirar efectivo.
En la actualidad, esos costos pasan inadvertidos al momento de realizar la operación, y las personas los ven hasta final de mes en los estados de cuenta.

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios