Miércoles 20 junio 2018

Miércoles 20 junio 2018

Logo Acción en Rusia

Logo Acción en Rusia

Embajador ruso en Costa Rica garantiza seguridad de gais en el Mundial

Walter Herrera   [email protected] |  Miércoles 14 Marzo, 2018


La diversidad sexual en Rusia ha sido durante mucho tiempo tabú y objeto de persecución.

A tres meses de iniciar el campeonato mundial, todavía hay especulaciones con respecto a la seguridad que vayan a tener las personas diversas en el país euroasiático.

ACCIÓN conversó en exclusiva con Alexander Dogadin, embajador ruso en Costa Rica, sobre la apertura de la población hacia las personas con diferente preferencia sexual durante el evento de fútbol más masivo y la protección que les deben brindar las autoridades policiales.

“En Rusia la sociedad es bastante tolerante, además la población homosexual no representa la mayoría, tampoco son perseguidos, castigados o criticados de ningún modo”, aseguró el diplomático.

Después de meses de trabajo por parte de organizaciones en apoyo a la población LGBT y de solicitudes de aficionados en varias partes del mundo, Rusia dio un contundente sí para la aprobación de ondear banderas gay durante el certamen.

De 1933 a 1993 la homosexualidad fue ilegal hasta que se modificaron las leyes para permitirla nuevamente.

Sin embargo, desde 2013, el presidente Vladímir Putin decidió penalizar legalmente la propaganda gay.

“Lo único que no apoyamos y que las autoridades no permiten son las manifestaciones gais cerca de centros de educativos donde estudian niños, no es recibido con benevolencia. Nuestras leyes tampoco permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo”, añadió Dogadin.

Debido al pasado y a ciertas normas que plantea el país anfitrión, surgió cierta preocupación por parte de los defensores de la población LGBT, como es el caso de Fare, grupo contra la discriminación y el racismo en el fútbol, que llegó al punto de elaborar una guía con consejos para este sector de la población que asista al Mundial.

A pesar de esto, el embajador ruso fue claro hacia cualquier persona, especialmente ticos o ticas que deseen viajar a disfrutar del Mundial y les garantizó su seguridad por parte de las autoridades.

“Si una persona no aparece en el estadio de Moscú con una bandera gay demandando la libertad de amor de la gente de otra orientación sexual, indudablemente podemos garantizarles su seguridad”, dijo el representante ruso en Costa Rica.

Racismo y hooliganismo

El asunto de la seguridad y el “hooliganismo” es uno de los que más preocupan a la organización tras el mal comportamiento de algunos radicales rusos en la Eurocopa de Francia 2016.

En la liga rusa se han producido, tradicionalmente, episodios de racismo y de homofobia; durante la pasada campaña se dieron 89 casos.
Sin embargo, el embajador alega que este tipo de casos, especialmente los de racismo, están prácticamente controlados.
“Ni hablar de racismo, ese problema prácticamente no lo tenemos”, concluyó Dogadin.