Enviar

Eliminar trabajo infantil en agricultura acabaría con pobreza

201311071137411.NINO-WEB.jpg
La adopción de medidas en pro de la erradicación del trabajo infantil en la agricultura podría impactar positivamente en la interrupción del ciclo de la pobreza que afecta a los sectores rurales de América Latina y el Caribe,  así lo señala la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo al informe, en América Latina y el Caribe 12,5 millones de niños trabajan. El sector agrícola concentra el 48% de niños y niñas que trabajan en América Latina y el Caribe. La agricultura es uno de los sectores más riesgosos para la salud infantil, donde se producen cerca de la mitad de los accidentes mortales en este rubro.

Según la FAO y la OIT, la mayoría de los niños que trabajan en labores agrícolas habita en zonas rurales y no recibe remuneración por sus faenas, ya que trabajan principalmente apoyando a sus padres o familiares en el trabajo independiente o en la pequeña agricultura.

El trabajo infantil  normalmente se da como una respuesta a problemas sociales que afectan a una importante proporción de la población rural, como la pobreza, la falta de oportunidades, el difícil acceso a la educación, y la baja calidad de ésta y la necesidad de generar recursos para la subsistencia familiar, entre otros.

El informe señala que los gobiernos de América Latina y el Caribe deben avanzar hacia la erradicación total del trabajo infantil en la región, pues una respuesta que permita sustraer a los niños del mundo laboral, estará estrechamente vinculada a la erradicación de la pobreza, permitiendo así, romper con el ciclo reproductivo de ésta.

Daniela Cárdenas
[email protected]

Ver comentarios