El reloj venció a los ticos
Enviar
Nacionales no mostraron mejoría en Londres
El reloj venció a los ticos

¿Qué tan lejos quedaron los atletas costarricenses de vencerse a sí mismos, de lugares más decorosos y de una medalla?

Finalizados los Juegos Olímpicos en Londres 2012 ahora vienen las evaluaciones de lo hecho por los atletas nacionales. Si bien cada caso es diferente, a continuación le damos una idea sobre qué tan lejos estuvieron y están algunos de los deportistas nacionales del primer nivel, en unas olimpiadas.
Empezamos con Sharolyn Scott, que participó en 400 metros con vallas. A dos meses de las justas ella obtuvo la marca B, para asistir a la ciudad londinense, en una competencia en Alemania donde cronometró 56s19c, que pasó a ser su mejor marca en esta distancia y estableció récord nacional y centroamericano.

No obstante, en Londres, Scott hizo 57s03c; es decir, 84 centésimas más y pese a ser la segunda mejor marca de su vida, eso no le alcanzó para semifinales.
Ella fue sexta en su heat; de las cinco que la superaron, cuatro entraron a semifinales; de estas cuatro dos mejoraron su marca del heat, y las otras más bien la subieron y solo una llegó a la final, Georganne Moline (USA), quinta del mundo con 53s92c.
De haber al menos repetido su 56s19c, Scott habría entrado a la semifinal y al menos alcanzado el lugar 23 de la competición. Sharolyn, partiendo de su mejor marca tendría que haber mejorado 1s32c para ver llegado a la final y aspirar al menos a ser octava del mundo, ya que la checa Denisa Rosolova fue la última en entrar a la final, con 54s87c.
¿Qué tan lejos quedó la tica al menos de una medalla de bronce, en esta olimpiada? A 3s65c de la checa Zuzana Hejnova, tercera con 53s38c (a 2s81c si tomamos la mejor marca lograda por Scott). Esa marca del bronce, que ya dentro de cuatro años seguramente sea la marca mínima A, de clasificación a la Olimpiada, está a años de entrenamiento, disciplina, sacrificio y buenos fogueos de los atletas costarricenses.
Los corredores Gabriela Traña y César Lizano participaron en la maratón. Lizano fue 65 entre los 85 que entraron a la meta de un total de 105 participantes. Desmejoró su tiempo de clasificación logrado en la maratón de Chicago 2h17m50s, subiéndolo (6m26s) a 2h24m16s. Si hubiese al menos igualado la marca de clasificación habría sido 35 de la competencia. El tico quedó a 14m39s de la medalla de bronce, que la obtuvo el keniano Kipsang Kiprotich con 2h09m37s; lo que significa también que partiendo de la mejor marca de Lizano, el 2h17m50s, el tico habría tenido que mejorar 8m13s, para aspirar a una medalla de bronce.
El caso de Gabriela Traña fue similar. Ella clasificó con un tiempo de 2h38m22s, en la maratón de Berlín, pero en Londres cronometró 2h43m17s, (4m55s más), siendo 91 entre las 107 que terminaron de las 118 participantes.
Repitiendo su tiempo de clasificación Gabriela habría ocupado el lugar 71 de la competencia. La diferencia entre ella y la medalla de bronce de la rusa Tatyana Petrova (2h23m29s) fueron 19 minutos 48 segundos. Partiendo de su mejor marca, Traña hubiese tenido que mejorar 14m53s.
En el caso de los nadadores. Mario Montoya fue el único tico que venció al reloj. Clasificó con 1m52s64c en Shanghái, y fue tercero en su heat en Londres con 1m51s66c (98 centésimas menos) y aunque no clasificó, obtuvo una mejoría incluso con el tiempo que hizo hace cuatro años en Pekín (1m52s19c). Ninguno del heat de Mario, que fue 33 entre 40, entró en semifinales, y el tiempo de Montoya dista 6s73c del bronce olímpico del chino Sun Yang (1m44s93c), lo cual en natación nos dice que todavía estamos muy, pero muy largo de que alguien iguale las hazañas de las hermanas Poll, principalmente de Claudia.
Marilaura Meza, quien asistió por “wildcard” y participó en el 100 mariposa, hizo un tiempo muy alto (1m07s01c), bastante lejano al mejor de su vida, 1m03s00c, en los Centroamericanos y del Caribe, en Mayagüez, Puerto Rico, 2010.
Meza fue la última de las 42 competidoras, y las otras dos de su heat, una albana y una dominicana fueron penúltima y antepenúltima, respectivamente.
Meza quedó a 10s7c del bronce de la Australiana Alicia Coutts (56s94c).
Por último, el caso de Nery Brenes, otro de los derrotados por el reloj, merece un análisis diferente, al igual que otros deportistas, que compitieron en otras circunstancias y situaciones.


Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios