Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


El protagonismo de la juventud

Arnoldo Mora [email protected] | Viernes 11 febrero, 2011



El protagonismo de la juventud


Esta semana se ha iniciado el curso lectivo oficialmente. Un millón de niños y jóvenes llenan con su algarabía las aulas y corredores, así como en días pasados lo hicieron ilusionados junto a sus padres en las tiendas comprando “los útiles”. Esto ha sido así tradicionalmente; pero este año las cosas han cambiado gracias a la juventud árabe. Su revuelta iniciada en Túnez, hoy alcanza a casi todos los países de la región y ha conmocionado al mundo entero. Su protesta, apoyada por los sectores empobrecidos de la población y que son la mayoría, constituye, no solo la más grande revolución política y cultural de principios de esta segunda década del siglo XXI, sino que ha puesto en jaque a las grandes potencias mundiales. Todos están convencidos de que, cualquiera sea el desenlace de este conflicto político-social, el mundo árabe y, con ello, la geopolítica mundial, nunca más serán lo mismo.
Con ello siento que la juventud vuelve a escribir la historia en la primera trinchera; de nuevo es protagonista de los eventos más significativos de nuestro tiempo, como lo fue en la década de los sesenta del siglo pasado, especialmente a partir de los acontecimientos que se denominan como MAYO DEL 68. Estos hechos marcaron una época en la historia de Occidente.
Hablo de los jóvenes árabes porque son los que han llevado la protesta social al campo de lo político a un nivel radical. Pero también los jóvenes de los países industrializados han tomado las calles para protestar.
Los jóvenes profesionales se han “proletarizado”. A ellos, sean del primer mundo o del tercero, la crisis económica los ha puesto en la misma trinchera porque se encuentran sin empleo, o en condiciones que no responden a sus expectativas. Sus estudios les han dado conciencia de que son el futuro de la sociedad y que su lugar en la misma es estratégico, pues el mundo del siglo XXI no progresará por el dominio que dan las guerras o el dinero, sino gracias al dominio del conocimiento. Ellos saben que son el motor de la actual revolución científica y tecnológica, la más grande que ha conocido la especie sapiens. Han sido formados para insertarse en la revolución del conocimiento no como simples espectadores, sino como protagonistas. Por eso reclaman parte de sus beneficios. Su protesta ha encontrado eco en los sectores populares que sufren explotación económica y una creciente precariedad laboral. Sus gritos reclamando justicia social y libertad se confunden con los de los trabajadores y los activistas políticos de oposición, tanto ideológica como religiosa.
Esa es la diferencia con la revolución de MAYO DEL 68. Esta última se focalizó en Occidente y fue ante todo cultural, si bien tuvo repercusiones políticas, pues los jóvenes norteamericanos protestaban contra la guerra de Vietnam. La juventud de ahora se ha globalizado gracias a Internet. Sus aspiraciones son las mismas: crear una sociedad donde vivir con dignidad sea un ideal alcanzable.
Esta semana en nuestro país han comenzado a llenar las aulas. Pero sus compañeros mayores ya se han graduado y no pocos de entre ellos sufren los mismos problemas que los jóvenes árabes. Por lo que cabe preguntarse, ¿Qué esperanza se les ofrece a los niños y jóvenes que entran a clases? ¿Qué mundo les espera? Los valores que forjan su personalidad, los conocimientos que llenan sus cabezas no los reciben en las aulas ni en el medio familiar, donde no pocos padres (no tanto las madres) brillan por su ausencia, sino en la pequeña pantalla de un televisor o de una computadora. Esa es su verdadera escuela.
Por eso, cuando en un momento dado exijan sus derechos, no lo harán dialogando con la generación de sus mayores. Lo harán porque han tomado conciencia de que el futuro y, con ello, la sociedad entera, está en sus manos.

Arnoldo Mora

NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...