El Mundial parece alejarse
La Fifa ya no muestra en su página el Mundial Sub 17 que se realizaría en Costa Rica. Tomada de la página de la Fifa/La República
Enviar

El Mundial parece alejarse

Gobierno asegura que tiene la plata, pero las obras no avanzan y la Fifa tomó acciones

El Mundial femenino Sub 17 de la Fifa, programado en Costa Rica para el próximo año está en alitas de cucaracha y mientras las autoridades nacionales se aferran a una leve esperanza, el ente rector del fútbol mundial ya quitó el logo de nuestro país como organizador de ese evento de su página web oficial.
Si bien, Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia, aseguró ayer a LA REPÚBLICA que el Gobierno tiene los $3 millones que se comprometió a dar, y que los entregará a los organizadores cuando estos tengan la autorización de la Contraloría General de La República, lo cierto es que las obras que pidió la Fifa, de un estadio nuevo en Jacó y remodelaciones en el Edgardo Baltodano de Liberia no avanzan, aunque Benavides dejó claro también que los recursos estatales no serán dados específicamente para dichas obras.
En lo del estadio en Jacó, la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) habría acordado su construcción con un empresario estadounidense, lo que convierte este proyecto en privado por lo que no puede recibir recursos estatales, mientras que el de Liberia sería la Municipalidad local la encargada de llevar a cabo la remodelación del inmueble, aunque según un miembro del comité organizador (ver recuadro ) el gobierno sí ayudará en este caso.
Pese a que desde un principio el gobierno se mostró anuente a colaborar con la organización de este mundial, el ofrecimiento del dinero estatal se hizo posteriormente, por lo que la Fedefútbol asumió el reto con las promesas de ayuda que se le hicieron.
De hecho, en aquel entonces se habló de que el evento costaría unos $20 millones que se tomarían del aporte estatal, patrocinadores y hasta un dinero que donaría la Fifa.
El 14 de abril de 2011, el gobierno de Chinchilla decretó de “Interés Nacional” todas las actividades relacionadas con este mundial, documento que también fue firmado por Benavides, quien en ese momento fungía con el recargo de Ministro del Deporte y ante la presencia del presidente de la Fifa, Joseph Blatter, quien por esos días visitó nuestro país.
Ese día Chinchilla alegó que el país enfrentaría el reto “con gran seriedad y una buena organización”, mientras Blatter dijo literalmente que aquello fue “un acto solemne, de confirmar oficialmente, de parte del gobierno, todas las garantías con un decreto para la organización de la Copa Mundial Sub-17 Femenina, en el año 2014”.
LA REPÚBLICA tuvo acceso a una información sobre que los ingenieros constructores de las obras pendientes habrían asegurado que estas podrían estar para noviembre próximo, aunque está claro que la organización debería un Plan B en sus manos, para que la Fifa le devuelva su confianza.
Ayer Yolanda Camacho, presidenta del Comité Organizador, se reunió con miembros de su grupo; Eduardo Li, presidente de la Fedefútbol, y William Corrales, ministro del Deporte, para hablar sobre este tema. Anteriormente ella había dicho a Deportes Monumental de que por instrucciones de la Fifa, y de la Fedefútbol, “se nos había instruido a no dar declaraciones sobre el tema”, aunque alegó que ellos siguen trabajando y esperando que todo se defina.
La dirigente detalló que de parte de ellos han mandado los reportes respectivos y esperaban que en marzo les enviaran el reporte trimestral para ver cómo iba todo.

201302280139030.a22.jpg
Esta sería la mascota y el eslogan para el Mundial femenino en suelo tico. Archivo/La República
Por su parte, Corrales, a quien se intentó localizar pero no respondió, había aceptado que el mundial estaba en riesgo, debido al no avance en la construcción de la infraestructura que se requiere.
No obstante, en este tema existe una contradicción sobre en quién recae la responsabilidad de los atrasos, ya que luego de que salió a la luz el atraso en la infraestructura de los estadios, Jorge Alarcón, gerente del Comité Organizador, expresó mediante un comunicado de prensa que “hasta el día de hoy el Gobierno de la República no ha girado un solo dólar, de los $3 millones que se comprometió a entregar para dicho Mundial”.
No obstante, en marzo de 2012, la Fedefútbol y la Municipalidad de Garabito firmaron un acuerdo donde estos últimos garantizaban la ayuda para la construcción del estadio y para el Mundial, aunque entonces quedó claro que la parte de la infraestructura estaría a cargo de Pat Hundley, presidente del equipo de la división de ascenso Jacó Rays, por lo cual los atrasos no corresponden totalmente al Estado en este caso, aunque sí en la construcción o remodelación de canchas de entrenamiento, en las que se utilizará el dinero estatal.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios