El macho invencible
Óscar Ramírez siempre ha salido airoso ante los morados jugando de visita. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

El macho invencible

Óscar Ramírez no sabe lo que es perder un clásico jugando de visita

Los clásicos son una historia aparte, nadie los quiere perder, están en juego más que tres puntos. Cada quien diseña su estrategia para sacar la victoria y a quien le va mejor es al entrenador de Alajuelense, Óscar Ramírez.

201309192257260.a11.jpg
Para el manudo enfrentar a Saprissa puede ser sinónimo de muchas cosas, tensión, emoción, desgaste, alegría, victorias, pero para nada de derrota, ya que en estos compromisos siempre sale por la puerta grande.
Y es que así prepara a su equipo, ya anunció que en estos momentos lo que desea es el puesto que ostentan los morados en este instante y que para llegar allí debe ganar el domingo, algo que no está muy alejado de la realidad.
En su primer periodo como entrenador de Alajuelense, del que salió con tres campeonatos en el bolsillo, Ramírez dejó una clara marca de superioridad ante su rival de enfrente, ya fuese jugando en el Alejandro Morera Soto o en el Ricardo Saprissa.
Ramírez se ha convertido en un especialista cuando de visitar al Deportivo Saprissa se trata y las estadísticas así lo confirman, ya que como técnico manudo registra un historial de dos victorias, tres empates y cero derrotas.
Planteamiento inteligente, toma de decisiones correctas y variantes oportunas han sido las claves del estratega cuando debe jugar a domicilio frente al archirrival.
Óscar Ramírez dice estar consciente de la importancia que tiene el choque del próximo domingo en el Estadio Nacional ante los morados ya que hay muchas cosas en juego, como lo son “tres puntos, orgullo, motivación y una posible alegría tanto para el plantel como para la afición rojinegra”.
“Me ha gustado la evolución del equipo, ante Cartaginés tuvimos contundencia, que era uno de los aspectos que nos estaban faltando, contamos con variantes interesantes del medio campo en adelante, tenemos hombres veloces, otros con fortaleza, algunos con desequilibrio, y todo esto me genera alternativas importantes de cara al planteamiento que vayamos a querer plasmar el domingo”, expresó el timonel.
Óscar además agregó que en “estos días estaremos analizando al rival, nos enfocaremos de lleno en este juego tan importante, ya lo de Cartaginés pasó y ahora se viene Saprissa, es obvio que queremos ganar el clásico porque es un partido que implica muchísimo, son tres puntos los que están en disputa pero tienen bastante significado”.
Aunque este compromiso no se realizará en el reducto morado, sino en el Estadio Nacional, los saprissistas fungen como equipo casa. El caso es que allí se han medido en dos ocasiones, ambos por la Copa Ibérico y en ambas, con Ramírez en el banquillo, Alajuelense salió ganador.

Cristian Williams
[email protected]

Ver comentarios