“El cliente final tendrá que evaluar si los cambios le impactan”
Francesco Rossi, gerente comercial, y Juan Pablo Montealegre, gerente de innovación de la empresa Holcim, advierten que el 60% de las viviendas en el país se hace con producto premezclado. Gerson Vargas/La República
Enviar

Empresa Holcim analiza variables del nuevo reglamento para importación de cemento

“El cliente final tendrá que evaluar si los cambios le impactan”

Compañía considera que MEIC pudo esperar por norma de Inteco

Un vacío quedó en el nuevo reglamento que regula la comercialización del cemento. Se trata de un mecanismo que verifique la resistencia del producto antes de que llegue a los consumidores.
La recomendación técnica que iba a emitir Inteco se debió esperar por parte del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).
Este es el criterio de Juan Pablo Montealegre, gerente comercial, y Francesco Rossi, gerente de innovación de la empresa Holcim, quienes accedieron a una entrevista con este medio.

El MEIC anunció modificaciones al reglamento del cemento. Para la empresa, ¿qué cambios implica?
Nos están solicitando que la información sobre cómo almacenar en forma adecuada el cemento esté incluida en el empaque, algo que ya se había visto en la propuesta en diciembre. Ya habíamos empezado a hacer los cambios.

¿Eso eleva los costos de producción?
El costo es nulo. Como productores no nos afecta. Es el cliente final el que tendrá que evaluar si los cambios le impactan a él, si el cemento viene en un empaque diferente, o si el peso es diferente, cómo hace para dosificar correctamente el cemento, o si está almacenado por periodos largos.

Eso les iba a consultar, ¿qué efecto podría tener para los consumidores y constructores?
Al nivel de consumidores, el principal efecto es la calidad del cemento, ya que están eliminando un reglamento que ponía un tope de 45 días basado en la humedad del país y lo están dejando libre sin ningún criterio técnico, ni ningún ente que pueda certificar la calidad.
El cemento es un producto muy difícil para medir la calidad en términos del usuario final, no es como la leche, en el cemento usted lo usa y se puede dar cuenta hasta después del evento.
Estamos en un país donde la humedad relativa es más de un 80%. Si comienza a perder resistencia es difícil de evaluar en el sistema constructivo.

¿El Ministerio de Economía debió esperar la norma de Inteco?
Perfectamente pudo haber esperado. Ese estudio nos dará una clara indicación de cuál es el efecto de la humedad en el producto.

¿Eran necesarios los 45 días?
Digamos que hubiera sido muy recomendable esperar el análisis para determinar esos 45 días, o los días que sean necesarios de acuerdo con las condiciones del país.
Hay países como Chile y Francia donde sí se habla de los 45 días de la resistencia y si uno lo liga con factores de seguridad, diseño y código sísmico hubiera sido importante esperar el estudio.

¿Hay suficiente mercado para competir con más empresas o no?

Al nivel de Holcim, no hay problema, estamos en mercados donde hay hasta 14 empresas, pero siempre que haya un reglamento técnico que garantice la calidad.

¿Qué cuidados se deben tener con la importación?

Bueno, el cemento es un material que reacciona con la humedad del aire. El hecho de que se movilice de un país a otro implica un tiempo muy largo, el transporte, que se hace vía marítima, puede estar sujeto a niveles de humedad muy altos, es un impacto que el cemento puede sufrir.
En su casa después de comprarlo en el almacén, hay que estar atento a si el cemento ha sufrido cierto deterioro por la humedad.
Debería haber un sistema de control en el país para que le llegue al usuario final las condiciones. El MEIC tiene que implementar el mecanismo que verifique la calidad del cemento que ingresa al país.

¿Qué mecanismo recomiendan ustedes?
Los mecanismos están dados, tengo entendido que hay un reglamento. Evidentemente aquí entra en juego Inteco, el MEIC, no sé si el ECA (Ente Costarricense de Acreditación). Hay instituciones en el país que deben actuar en estos casos para asegurarse que el producto sea apto.

La pregunta es: ¿Cuándo llega al país quién lo revisa?
Ese es el vacío que está en el reglamento. El MEIC debe tener un mecanismo para llenar ese vacío. Una prueba para garantizarle al país la calidad antes de comercializar el producto.

El MEIC dice que las empresas son las responsables…
Nosotros estamos aquí si hay algún problema, no sé cuál será el caso de otras situaciones. También hay una responsabilidad social en esto. Debe haber una responsabilidad en el gobierno de velar por la calidad del cemento en el país.

Un argumento para cambiar reglamento es que en otros países los 45 días no existen aun cuando son sísmicos, como la costa oeste de Estados Unidos.
También hay realidades diferentes. En Estados Unidos no se hace construcción de cemento informal. Es cierto que hay países donde no están los 45 días, y también que los estudios científicos no se desarrollan en países en vías de desarrollo.

El procedimiento científico correcto es que cuando uno quiere cambiar algo, hay que estudiarlo. No es desmejorar la regulación porque no hay en otros países.
Allá los procesos son más industrializados. Aquí el 60% de las viviendas se hace en sitio, esos procesos son hechos con mano de obra local, donde hay un maestro de obras, una batidora y un premezclado y si el cemento no está bien se va a ver reflejado después.

¿Qué pasa con el cemento para carreteras? ¿Es distinto al de una casa?
Sí, son distintos para pavimentos de concreto, para bases estabilizadas puede ser el mismo cemento. En infraestructura vial la ventaja es que son procesos industrializados, si hablamos de pavimento de concreto, el control de calidad es distinto, es bueno.

María Siu Lanzas
[email protected]

Ver comentarios