Enviar
El café

El café es una bebida que se obtiene a partir de mezcla en agua caliente de granos tostados de la planta de café conocida como cafeto, se estima que es la bebida que más se consume en todo el mundo.
Según los datos recabados en una investigación, el origen del nombre es dudoso dependiendo de como se pronuncia en los diferentes idiomas.
En chino kai-fei, en sueco y danés kaffe, en holandés y alemán Kofi, en finlandés kahvi, en húngaro kavé, en polaco y ucranio kawa; en persa y turco kahveh, terminando en castellano, portugués y francés con café.
Algunas teorías dicen que el nombre esta vinculado etimológicamente con la provincia Kaffa del sudoeste de Etiopía, región a la que se le vincula como la cuna de la planta que da origen a la bebida.
Al preparar el café, los compuestos que extrae el agua hirviendo se clasifican en componentes de sabor no volátiles (la cafeína y otros) y de aroma volátiles (ácidos orgánicos, aldehídos, cetonas, ésteres, y otros), la cafeína está presente en aproximadamente un 0,75% al 1,5% del peso.
La cafeína actúa en este caso como estimulante y diurético sobre el sistema nervioso central, corazón, venas, arterias y riñones.
Contrario a la creencia popular, el expreso tiene menos cafeína que el de filtro, porque el agua pasa por los molinillos más lentamente (de 15 a 22 segundos) que por el tradicional filtro.
Al degustar el café debemos concentrar nuestros sentidos en un ritual al que se le debe dar su lugar. Es entonces cuando invitamos a degustar el café poniendo atención a sus características organolépticas (involucrando todos los sentidos), y apreciando el color, el aroma y el sabor detenidamente.
En un momento de interiorización de la experiencia registrar lo descubierto en nuestro paladar para compararlo con la siguiente experiencia y así ir enriqueciendo nuestra percepción.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!


ALFREDO ECHEVERRIA
Director Ejecutivo Grupo HRS
[email protected]
Ver comentarios