Enviar

Se necesitan programas de apoyo a las pymes, cuyo desarrollo significaría desplegar el potencial del talento nacional y nuevas fuentes de empleo

El apoyo a las pymes debe ser real

Empresas locales dedicadas al desarrollo de aplicaciones y soluciones informáticas, en una lucha que emprenderán contra las gigantes mundiales del software, ofrecerán a la gente para sus actividades productivas, menores costos mediante la utilización de programas gratuitos para cuyo uso brindan asesorías y capacitación.
Una nota de este medio el lunes informa que este proceso puede reducir en un 80% el presupuesto de las empresas en ese rubro, lo cual puede favorecer el desarrollo de otras áreas al brindarles a los empresarios que adopten dichos programas de uso libre la posibilidad de invertir menos en licencias de software y utilizar los presupuestos así ahorrados en otras necesidades de su negocio.
Otras firmas paralelamente se dedican al desarrollo del software con licencias, permitiendo que exista en el país una mezcla de diversas tecnologías de acuerdo con las necesidades y al modelo de empresa de que se trate.
Estos ejemplos ilustran muy bien la existencia en el país de micros, pequeñas y medianas empresas, dedicadas a una diversidad de rubros, donde florece el ingenio de muchos costarricenses que solo necesitan un “empujón”, un apoyo que les permita ese primer impulso que lleva luego a consolidarse y expandirse a los emprendedores.
Para que estas pymes logren sus propósitos solo requieren que se les faciliten un poco las cosas. Por ejemplo, eliminación de las trabas burocráticas que pueden hoy asfixiar cualquier buena iniciativa, capacitación administrativa en algunos casos, crédito blando en otros. Un programa efectivo que les permita convertir en acciones productivas y de beneficio sus iniciativas y el potencial que posee su recurso humano.
Estas pymes, que se multiplican por todas partes en el territorio nacional, pueden generar un modelo de desarrollo positivo para Costa Rica aprovechando una de sus principales ventajas: el talento e ingenio de su gente.
Se necesitan programas de apoyo a estas empresas, cuyo desarrollo significaría desplegar el potencial del talento nacional y nuevas fuentes de empleo. Su éxito puede ser el complemento a otros desarrollos.
Ver comentarios