“El agua será como el oro”
Un país seco, Israel es un líder mundial en el manejo eficiente del agua. Estos son algunos jardines de la ciudad de Haifa.
Enviar

Entrevista con especialista israelí Shimon Constante

“El agua será como el oro”

Empresas del ramo crecerán al ritmo de la industria telecom



201509102138200.4.png
La industria del agua se transformará como en su momento lo hicieron las empresas telecom, dijo anteayer Shimon Constante, vicepresidente de la compañía israelí Miya, en una entrevista desde Sao Paolo, Brasil, organizada por la Embajada de Israel.
Se trataría de la necesidad de hacer importantes inversiones en tecnología ante la escasez en el futuro, que hará el agua potable tan preciada como el oro, dijo Constante.
Israel, por su parte, cuenta con las tecnologías de punta que ayudan a controlar el desperdicio y a aprovechar al máximo las pocas fuentes existentes, incluso está a la vanguardia de la desalinización del agua del mar.

¿Cómo visualiza el futuro del agua a nivel mundial?
La industria del agua entrará en una escasez como el oro.
No habrá de otra que darle al agua su verdadero valor, y cuando eso suceda, se transformará como lo hizo la industria de telecomunicaciones, porque será una industria eficiente.

¿Cómo ser eficiente?
El éxito en la gestión de un proyecto está en la definición de sus metas, conocer bien la información del catastro de redes y usuarios. Así se puede hacer un análisis de cuánto debe invertirse para reducir las pérdidas del agua.
Los proyectos deben hacerse por separado del día a día de la gestión de la empresa de agua. Si no, no funciona.

¿Qué desafíos se presentan?
Un tema para resolver es el de incluir la inversión en la tarifa. El gobierno podría subvencionar directamente a la empresa que gestiona el agua para que pueda hacer las inversiones.
El agua es un tema social, hay que dársela a todos, pero personalmente no acepto que una familia de baja renta pague $100 al mes por un teléfono celular, y no pueda pagar $5 al mes por agua.

¿Encuentra tropiezos para promover sus sistemas en América Latina?
Hay una concepción de que realmente no hay un problema de agua y en varios países de Latinoamérica se dice que hay mucha agua. Una cosa es que esté lloviendo y otra es que no tengas como capturar esa agua.
El reto es convencer a un pueblo de que aunque llueva mucho, puede haber escasez.

¿Apreciamos el valor del agua?
Creo que no. No se entiende el valor del agua y lo utilizan como una herramienta política, lo cual hay que acabar.

¿Cuál es el costo de no tomar medidas ahora?
La consecuencia es escasez verdadera, un sistema discontinuo, y un ciclo vicioso de una empresa que no gana suficiente para cubrir costos y hacer inversiones.

¿Qué técnicas innovadoras se adaptan a la región?
Hay tecnologías muy buenas que permiten reutilizar el agua de manera eficiente para agricultura, por ejemplo. Israel es experta en ese asunto.
Por otro lado, hay tecnologías de medición de consumo, y de tuberías que pueden instalarse a poca profundidad en las calles.
Desalinización es también una técnica, pero creo que todavía no debemos llegar a eso.

Usted da mucho énfasis a la concientización.
Eso es más trabajo comunitario. Encontramos que el gran trabajo con las poblaciones, especialmente en los jóvenes, tiene un gran impacto.
Hemos desarrollado proyectos en que los niños hacen inspecciones en sus casas y salen a la calle para detectar fugas.

Rodrigo Díaz
[email protected]

 

Ver comentarios