Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



BUEN COMER


El Woki: sabores chinos con sello propio

Melvin Molina [email protected] | Viernes 24 noviembre, 2017

Roberto Lai y su esposa y socia María José Valverde. Esteban Monge/La República


Un lugar de blancas paredes que en poco o nada se parece a muchos de los restaurantes chinos que pululan en el país. Así es Woki, el restaurante que con gran entusiasmo y recetas con sello propio abrieron Roberto Lai y su esposa y socia María José Valverde.
 
Las recetas son familiares para quienes disfrutan de esta gastronomía; sin embargo, el chef se asegura de poner a cada una su sello propio. De esa forma busca que cada comensal sienta que solo ahí encuentra algún platillo del que se enamore.
La inspiración de Lai proviene de su familia, migrantes chinos que hicieron de la comida un estilo de vida y se lo transmitieron desde muy pequeño.
 
Su menú es variado, con opciones de otros países asiáticos, pero sin ser interminable. Además ofrece alternativas tentadoras tanto para vegetarianos como para los amantes de las carnes.
 
“El Woki posee su propia personalidad y se diferencia de cualquier otro restaurante por su concepto y atención; el cariño y los pequeños detalles hacen del Woki un lugar donde las visitas se sientan como en casa”, comentó Roberto Lai.
 
Unas gyozas al vapor, rellenas de hongo shiitake con un toque de cebollín y jengibre son una excelente forma de adentrarse en la propuesta del lugar. Que sean cocinadas al vapor nos asegura que se mantiene el sabor original de cada ingrediente. 
 
Con la segunda recomendación del chef, un plato de siu mae o albóndigas de cerdo rellenas de camarón y masago envueltas en pasta de trigo, se disfruta una de esas opciones que hacen de Woki un lugar original. 
 
Por una parte está la albóndiga y su pasta cocida al vapor (dim sum) toda una tradición de China, y por otra parte ese colorido naranja del masago que tanto conocemos de la gastronomía japonesa. El resultado es una combinación de texturas, sabores y belleza. 
 
Para quienes siempre buscan un giro inesperado en la historia, está el pot de cerdo char siu (una ollita de barro). Sobre una cama del característico arroz de jazmín con su aromático encanto y textura, se sirve una combinación de proteínas de cerdo al estilo chino: costillas, tocino y lechón; adicionalmente se acompaña con vegetales.
 
Al probar cada trozo de carne se hace notoria la historia culinaria de Lai, ese estilo de trabajar el cerdo que le da unas sutiles notas dulces y una textura que se disfruta en cada bocado.
 
Para irse con una enorme sonrisa nada mejor que el kluay tod, un postre de origen tailandés que combina plátanos maduros tempurizados, combinados con leche de coco y té chai. Una crema batida es el punto dulce final de este postre que difícilmente se encontrará en otros restaurantes chinos.

MÁS DETALLES


Restaurante Woki
Dirección: Barrio Escalante, 100 metros este y 25 sur del Fresh Market
Horario: De martes a viernes de 11 a.m. a 3 p.m. y de 6 a 11 p.m., sábados de 12 m.d. a medianoche y domingos de 12 m.d. a 6 p.m.
Teléfono: 2253-1301


NOTAS RELACIONADAS