Logo La República

Jueves, 22 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


El uniforme no pesa para la técnica de un futbolista

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 31 julio, 2019

Esteban Rodríguez con balón y escudo de saprissa

Nadie quiere estar en los zapatos de Juan Carlos Rojas ni en los de Evaristo Coronado después de los tropiezos del Deportivo Saprissa y la presión que recae sobre sus cabezas, y ni qué decidir en cuanto la continuidad o destitución del técnico Walter Centeno.

La paliza de 4-0 que le propinó Santos al Monstruo volvió a encender las señales de alarma, amortiguadas por el triunfo de los morados ante Pérez Zeledón.

Aumentan los cuestionamientos y críticas al sistema táctico que quiere imponer el técnico Centeno, supuestamente a un grupo de jugadores que no lo asimila, no lo entiende o no está en capacidad de practicarlo.

Puede que la situación para la dirigencia del equipo se instale insostenible en un tiempo muy breve.

Lea más: Saprissa no tiene delantera para campeonizar

Por ahora, el Saprissa viajó a Belice, donde hoy enfrenta a Los Bandidos, juego de ida de la Liga Concacaf y lo hizo con su “kínder” casi completo.

Solo pensar en otro tropiezo del Monstruo en este compromiso produce escalofríos.

Lo lógico es que Saprissa triunfe y pueda hacer frente a su siguiente partido ante Guadalupe dentro de un entorno menos conflictivo.

Walter Centeno quiere que su Saprissa juegue como el Barcelona de Pep Guardiola en su época dorada.

“Paté” desea un equipo que la toque, que salga con pelota dominada y no recurra al pelotazo; pero, por ahora, no lo logra.

Quienes más cuestionan este planteamiento táctico insisten en que Saprissa no tiene los jugadores para ponerlo en práctica, pero este señalamiento está repleto de interrogantes.

Lea más: ¡Viene “Monstruo light”!

Todo el “kínder” que fichó Centeno de Grecia y Carmelita está formado por futbolistas técnicos y “hueveadores”.

La técnica es la principal característica de jugadores como Yael López, Esteban Rodríguez, Suhander Zúñiga, José Rodolfo “Figuito” Alfaro, Jonathan Martínez y Byron Bonilla.

Afirmar que una cosa es jugar con Grecia y Carmelita y otra muy diferente hacerlo para el Saprissa, en este caso no vale.

Estos noveles futbolistas son técnicos en cualquier equipo.

Es una cualidad o virtud que no se pierde por el uniforme.

Mejor pensar o analizar que son los jugadores forjados en el Saprissa, tipo Alexander Robinson, Michael Barrantes, Marvin Angulo, Aubrey David, Mariano Torres, Christian Bolaños, los que no han podido o no han querido meterse en el sistema de su entrenador, y de ahí viene este desbarajuste.

Este enigma tiene que resolverlo Centeno, y debe de apurarse porque la guillotina la están aceitando.

[email protected]