El renacer de Roger Federer
"Pensaba superar algunas rondas, en función del sorteo. No creía que fuera a estar tan bien", reconoció el tenista de Basilea. AUSOPEN/La República
Enviar

Roger Federer sigue su andar de ensueño en Melbourne. El suizo dio este martes una lección de passing shots al alemán Mischa Zverev y lo arrolló por 6-1, 7-5 y 6-2 para avanzar a las semifinales del Abierto de tenis de Australia.

El suizo, que busca en Melbourne su Grand Slam número 18, se medirá por un lugar en la final ante su compatriota Stan Wawrinka, que venció al francés Jo-Wilfried Tsonga por 7-6 (7-2), 6-4 y 6-3.

Y sigue vigente la posibilidad de una final soñada entre Roger y el español Rafael Nadal, en una reedición de uno de los grandes clásicos de la historia del tenis.

Zverev, 50 del ranking mundial, había eliminado en octavos al británico Andy Murray fiel a su estilo de saque y volea. Esta vez optó por la misma receta, pero se encontró con un inspiradísimo Federer, que lo pasó en la red con todo tipo de golpes: derechas, reveses, cruzados, paralelos o globos.

El repertorio del exnúmero uno del mundo fue mayúsculo ante un Zverev valiente y temerario en porciones similares.

Federer se clasificó para su semifinal número 13 en Australia, un Grand Slam al que llegó esta vez entre interrogantes tras una lesión de rodilla que lo apartó del circuito desde julio de 2016.

El helvético, que cayó al puesto 17 del ranking por su tiempo fuera de las pistas, reapareció de forma oficial en el Abierto de Australia y superó todos sus partidos en tres sets salvo su encuentro de octavos, en el que necesitó cinco parciales para tumbar al japonés Kei Nishikori (5°).

Con 35 años y 174 días, Federer es el tenista de más edad en llegar a una semifinal de Grand Slam desde el estadounidense Jimmy Connors en el US Open 1991.

Federer tendrá hoy un enorme desafío ante Wawrinka, número 4 del mundo y ganador del último Grand Slam disputado, el US Open 2016.

Federer y Wawrinka se midieron hasta el momento en 21 ocasiones con un balance muy favorable para el primero, que ganó 18 de esos duelos, incluidos los 13 que jugaron sobre cancha dura.

Ver comentarios