El recurso más grande está en su cabeza
"El recurso más importante para hacer cualquier proyecto está en su cabeza. ¿Sabe usted por qué se paga tanto por la gente con ideas? Porque no se pueden producir en masa", dijo Arturo Manzano, fundador de Laborbox. Archivo/La República
Enviar

Es posible que usted lleve tiempo pensando que no sabe qué hacer con su vida, que no sabe hacia dónde quiere ir, pero que pase lo que pase quiere tener éxito, entonces vamos a hablar sobre tan famosa y deseada palabra, el éxito.

Apuesto a que ha estado en la posición de pensar: “tengo que elegir carrera y no sé qué hacer. Quiero tener un trabajo de éxito y que me dé dinero, pero no sé cuál es el que me permitirá esto…”.



Entre otros pensamientos que, si bien la mayoría de las personas hemos tenido por la naturaleza del ser humano de atracción hacia el poder del dinero y la imagen que ha creado la sociedad hoy en día con esto, permítame decirle que este es solo el comienzo del camino hacia el fracaso.

¿Qué es lo que quiere hacer? ¿Qué es lo que le apasiona? Usted ve gente con trajes y dinero, y con trabajos estresantes y cree que eso es éxito.

Eso no es éxito. Lo único que quiere entonces es dinero, y nadie va a poder ayudarle con eso porque, permítame que se lo diga, todo el mundo quiere dinero, eso no lo hace a usted especial.

A pesar de todo eso existen personas que tienen objetivos, tienen metas, sueña con cosas… Pero no paran de ponerse excusas. “No sé lo suficiente… Hay mucha crisis… No tengo dinero para arrancar este proyecto… No tengo recursos…” Esto es toda una mentira.

El recurso más importante para hacer cualquier proyecto está en su cabeza. ¿Sabe usted por qué se paga tanto por la gente con ideas? Porque no se pueden producir en masa.

No importa cuánto dinero tenga una persona, ese dinero jamás será capaz de producir las ideas geniales que su mente puede crear en una habitación que está vacía.

Y si usted lo intenta, y tiene una idea, y sueña con ella, le van a decir que es imposible. Que sea realista. Incluso igual usted mismo se llega a decir que sea realista, que no se puede hacer.

Ahora le pregunto a usted ¿Cuánta gente que ha tenido éxito en su vida ha sido realista? Por ejemplo la persona que decidió que iba a poner un barco de metal gigante en el agua y que iba a transportar a gente, no estaba siendo realista.

La persona que inventó internet, un medio de comunicación que conecta de forma invisible a todas las personas del mundo, no estaba siendo realista. ¿Por qué querría usted ser realista? Si en el momento en que desecha su idea y abre la puerta a ese “ser realista” está aceptando y haciendo posible que esa idea de imposibilidad se cumpla.

Pero bueno, tampoco se engañe pensando que el éxito es tan solo una idea, solo un sueño. Alguien dijo una vez que el éxito es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración, es decir, de esfuerzo.

Alguien a quien admiro mucho, en una entrevista, dijo que no intentes construir un muro. No se diga a si mismo: “voy a construir el muro más increíble y más impresionante que se ha construido jamás”. En vez de eso diga: “voy a colocar este ladrillo de la forma más perfecta que se puede colocar un ladrillo”. Y haga eso todos los días. Así es como se construye un muro.

Arturo David Manzano Nava

Founder - CEO Compañía Laborbox

[email protected]

8917 3587

 

Ver comentarios