Logo La República

Martes, 13 de abril de 2021



NOTA DE TANO


El León venía tropezando y finalmente se cayó

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 08 abril, 2021

Ezequiel Barco fue la mejor figura del partido

El León venía tropezando y tropezando y finalmente se cayó.

Triunfos mínimos, una serie de empates en La Catedral, goles contra las cuerdas que mantuvieron un invicto solo de nombre pero poco dominante.

A la hora de la verdad, a la hora buena, su ansiado regreso a la Liga de Campeones de Concacaf se tiño de drama, cuando el Atlanta United lo derrotó 1-0 en su propio territorio y con un hombre menos en la cancha durante 47 minutos.

Lea más: Alajuelense se ubica en el Top 20 de clubes con más interacción en Facebook de América

El equipo soñado, ese que construyó con fichajes sonados el gerente deportivo del club, Agustín Lleida con el propósito prioritario de lucirse en el certamen regional, no tuvo la capacidad de hallar la ruta a los cordeles, que en toda la segunda parte defendió el joven portero Rocco Ríos Novo, emergente en el marco, ante la expulsión del líder y capitán de la nave, el veterano Brad Guzan.

La relevancia del cotejo pesó en la mente y piernas de los anfitriones, que no pudieron acomodarse a su gusto y estilo en toda la primera parte. El pelotazo largo a la espalda de los centrales visitantes, fue el arma ofensiva ordenada por Andrés Carevic, pero resultó infructuosa porque Marcel y Venegas fueron atrapados fuera de lugar, el portero Guzan fue un buen líbero hasta que cazó el tobillo del cubano lo que le costó la expulsión y también Martínez no estuvo fino en el remate final.

Lea más: Solo Tigres de México es mejor que Alajuelense en Concacaf, según IFFHS

Cuando el inepto arbitro catracho Said Martínez se inventó el penal que puso al Atlanta adelante en el minuto 47, gol de su mejor jugador Ezequiel Barco, el Alajuelense se fue con todo por el empate en una reacción más emocional que futbolística, abrió la cancha, lo intentó por los costados con Martínez y Román, el catracho López dibujó sus filtros esta vez sin magia, Bryan Ruiz se echó el equipo sobre su zurda, pero los arietes Marcel y Venegas, no hallaron los espacios libres y correctos para concretar. El joven portero Ríos Novo se lució en algunos lances, el 1-0 se hizo gigante, la bola no entró y no entró y finalmente la Liga perdió su largo invicto en su patio.

Atlanta United mostró ser un equipo de oficio, muy profesional, con muy buenas figuras, sobre todo los latinos Sosa, Barco, Ibarra y López y lógicamente que será un rival difícil de eliminar en el juego de vuelta, aunque me atrevo a escribir que la serie está abierta y puede volcarse en favor del Alajuelense, si logran abrir la cuenta en lo que bien podría calificarse como el segundo tiempo de un largo partido.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.