Logo La República

Miércoles, 2 de diciembre de 2020



NOTA DE TANO


El León no le dio tiempo al Monstruo de morderlo

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 03 noviembre, 2020

Leonel Moreira, la figura determinante del clásico

El clásico lo ganó Alajuelense, pero jugó mejor Saprissa. El desempeño determinante de Leonel Moreira lo prueba.

A pesar del triunfo, el cuerpo técnico del Alajuelense debe poner mucha atención a lo sucedido en este partido, porque no todos los días un equipo empata un clásico un minuto después de haber recibido un gol y por partida doble.

Lo escribo directamente.

Lea más: Alajuelense es el mejor visitante en la historia de torneos cortos

Saprissa y Alajuelense podrían enfrentarse de nuevo en un juego final en disputa del título. Si el desarrollo de este juego decisivo se presenta similar al del último clásico, El Monstruo va a ganar ese partido.

Al Alajuelense no hay que restarle méritos; llegó al clásico diezmado por notables ausencias en zonas determinantes. Andrés Carevic dio oportunidad de acción a los novatos Carlos Mora, Brandon Aguilera y Giancarlo Castro y la tripleta de noveles cumplió de maravillas. Incluso a Brandon le sentimos perfiles de futuro “crack”.

Si el León se presentó al clásico limitado por lesiones y suspensiones de figuras valiosas, el “Monstruo” se auto limitó por decisiones erróneas de Walter Centeno, sin duda el responsable número uno de la derrota.

Lea más: ¿Cuáles son las marcas insuperables de Alajuelense en sus 101 años de historia?

Sentar a Aubrey David, Michael Barrantes y Jimmy Marín, fue decisión triplemente errónea, porque sus sustitutos, cada uno en su zona, fueron responsables de que el Alajuelense, siendo dominado por el Saprissa, encontrara las vías expeditas primero para empatar dos veces el juego y luego, para ganarlo.

El clásico se desarrolló con Saprissa atacando y Alajuelense esperando. Por eso en el primer tiempo, Moreira tuvo que volar de palo a palo para evitar una debacle.

El Monstruo abre la gotera con golazo de Barrantes, gestado en un error descomunal de Alex López. Este nuevo yerro del catracho, quedó sepultado por la victoria. Alvaro Saborío empata un minuto después y Saprissa retorna al dominio del juego. El León luce acorralado.

En el minuto 81, Johan Venegas pone al Saprissa en ventaja.

Si detenemos el reloj en este instante, habría que reconocer la superioridad del campeón nacional y es ésta superioridad tan manifiesta, a pesar de que la Liga manejó muy bien los contraataques, de la que debe ocuparse el cuerpo técnico del León, para que no se repita en una eventual final.

Esto, y lo repetimos con vehemencia, porque no siempre se vuelve a empatar un clásico 2-2, después del desaguisado del minuto 81 y menos toparse con un sorpresivo penal favorable en el cierre del compromiso.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.