Logo La República

Miércoles, 24 de abril de 2024



ESPECIAL MUJERES EMPRENDEDORAS 2021


Más redes de apoyo permitirían a este sector empezar su propio negocio

El emprendimiento femenino como una forma de recuperación económica

Qué factores potencian o limitan el emprendedurismo en las mujeres

Brenda Camarillo bcamarillo@larepublica.net | Viernes 19 noviembre, 2021


mujer emprendedora
Ver los emprendimientos como oportunidades para generar más empleos y reconocer a la mujer como un motor de crecimiento económico, hace falta de las autoridades y gobiernos. Shutterstock/La República.


Tras los efectos de la pandemia del Covid-19, el emprendedurismo representa una oportunidad de reactivación económica.

Sin embargo, aún hay factores que obstaculizan el desarrollo de las mujeres para iniciar y mantener un negocio propio.

Más facilidades de créditos, desarrollo de habilidades de emprendimiento y fortalecimiento de redes de apoyo son áreas de oportunidad para potenciar esta actividad en la población femenina.

Aunque cada vez son más las opciones para acceder a capital semilla para iniciar un proyecto, no siempre los servicios financieros ofrecen las condiciones adecuadas para mantenerlo.

Lea más: Programa Nacional de Mujeres Empresarias abre postulaciones

La falta de historial crediticio o no contar con un reporte de ingresos fijos, son algunas de las dificultades para recibir financiamientos que ayudarían a resguardar y crecer su negocio.

Con requisitos más flexibles y consientes de las necesidades de cada emprendedor, habría más acceso financiero para aumentar las posibilidades de superar las primeras etapas de su operación.

Otros factores enfocados al capital humano y social también resultan determinantes para consolidar empresas lideradas por mujeres.

Desarrollar y posicionar una idea de negocio requiere también de habilidades y conocimientos específicos, para definir una estrategia efectiva, potencializar el crecimiento y mantener la operación con resultados satisfactorios.

La formación en temas comerciales, financieros y tecnológicos deberían estar más al alcance de las mujeres desde lo académico, para que en la adultez estén más capacitadas a fin de convertirse en emprendedoras de alto rendimiento.

Por otra parte, la responsabilidad del cuido familiar aún recae más en las mujeres y esto dificulta el tiempo que ellas pueden dedicar a su empresa.

Actuar de manera más activa entre los núcleos familiares y fortalecer los sistemas de apoyo permitiría mayor balance y equidad de oportunidades de desarrollo profesional.

Lea más: Para acelerar la recuperación es necesario apoyar a las mujeres emprendedoras

De igual forma, las instituciones y gobiernos deberían ver los emprendimientos como oportunidades para generar más empleos y reconocer a la mujer como un motor de crecimiento económico.

En costa Rica el 31,7 % de las personas autónomas son mujeres, de las cuales, el 60,2 % indica que se convirtieron en emprendedoras por necesidad, según la Encuesta Nacional de Microempresas de los Hogares 2020.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.