Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 26 Octubre, 2016

Un acuerdo como el que se impulsa requiere el mayor apoyo posible, y en este sentido lo mínimo es invitar a integrarse, como iguales en la posibilidad de elegir, en la próxima campaña, a todos los partidos que ya están formalmente inscritos

Pizarrón

El diálogo nacional de Ottón Solís

Sin ninguna duda ha sido un éxito la reunión impulsada por el diputado Ottón Solís, y principal dirigente del Partido Acción Ciudadana (PAC), además de ser su fundador, para buscar con los partidos políticos un diálogo nacional alrededor de acuerdos fundamentales, con miras a que en las próximas elecciones, los temas que aquí se acuerden no sean de tratamiento de discusión electoral, porque en ellos todos los partidos han coincidido casi como políticas públicas, y casi de Estado, a ejecutar por ellos en posibilidad de llegar a la Presidencia de la República y con sus respectivos diputados en el próximo Congreso a nombrar en febrero de 2018.

La reunión realizada ayer martes en la Asamblea Legislativa con los jerarcas principales de cada partido político que tiene representación parlamentaria, culminó un proceso de conversaciones que impulsó el diputado Solís Fallas desde marzo.
Al redactar esta nota no tengo noticia del resultado de este encuentro. Pero en sí mismo lo avalo y espero que tenga el mejor de los éxitos posibles en su cometido estratégico.
La idea fue de iniciar un diálogo para lograr una agenda común para el periodo de gobierno 2018-2022, con lo cual los partidos que se comprometan en ella apoyarán la gestión del futuro gobernante en lo que a esto corresponde y, con posibilidad real de aprobar los proyectos legislativos que igualmente se necesiten.
El objetivo final es que antes de marzo, lo que aquí arrancó culmine con la firma de un documento en el que los participantes se comprometen a respetar esta agenda programática, lo que equivale en la práctica a una agenda posible de gobernabilidad real y efectiva en los principales problemas que se considere deben ser atendidos por cualquier partido que llegue a ganar las elecciones.
En la reunión de ayer solo fueron invitados a participar los partidos que hoy tienen asiento parlamentario. En este sentido fue real para el momento actual, pero irreal para el resultado electoral del 2018.
En mi opinión se debió haber tomado en cuenta al menos a aquellos partidos que no teniendo hoy diputados, pueden tener regidores y hasta alcaldes electos, que pretenden participar en las elecciones de 2018, con visión nacional o provincial, que ya están inscritos, que están formalmente reconocidos en el Tribunal Supremo de Elecciones, y hasta algunos de los cuales ya tienen bien definido su candidato presidencial, como es el Partido Republicano Social Cristiano que impulsa al Dr. Rodolfo Hernández, ya candidato proclamado, al Partido Nueva Generación que impulsa también a Sergio Mena, candidato igualmente reconocido de ese partido, o al Partido TODOS que impulsa la candidatura a diputado de Rolando Araya Monge.
Se ha abierto la posibilidad de que ante el grupo director, Mesa Facilitadora, que va a continuar el trabajo, de este esfuerzo que ayer dejó instalado Ottón Solís, cualquier ciudadano pueda hacer llegar sus propuestas de temas principales que deban atenderse y ojalá acordarse por todos los partidos. Eso está bien para los ciudadanos inquietos políticamente. Pero no evita que se haga un esfuerzo para que a estos otros partidos se les pueda invitar formalmente a participar de este trabajo común.
Lo cierto es que mientras no haya elecciones no hay presidente ni diputados electos. Y en este sentido nadie, por ahora, puede asegurar ni agorar, que tal o cual partido va a gobernar la próxima administración, ni tampoco se puede afirmar contundentemente que los mismos partidos puedan llegar a tener la misma representación parlamentaria que hoy. En este caso, puede suceder que algunos de los partidos actuales salgan de la Asamblea Legislativa y otros entren, que unos aumenten su número de diputados y otros los disminuyan, o que lleguen a constituirse coaliciones entre los actuales como algunos proponen para enfrentar las próximas elecciones.
En este momento en un acuerdo como el que se impulsa se requiere el mayor apoyo posible, y en este sentido lo mínimo es invitar a integrarse, como iguales en la posibilidad de elegir, en la próxima campaña, a todos los partidos que ya están formalmente inscritos, o en trámite de inscripción, con candidatos ya reconocidos o proclamados, que no fueron invitados a la reunión de ayer a nivel nacional o provincial.
Quedan por agregar, como invitados a proponer temas, los grupos de intelectuales, principalmente, con políticos interesados que en ellos participan, que se reúnen, desde hace algún tiempo, a discutir temas y con el ánimo de formar nuevas agrupaciones políticas para 2018. Como grupos de tertulias patrióticas, que discuten los temas importantes del país, también podrían invitarlos a plantear sus propuestas de la posible agenda nacional que debe ser atendida por los partidos políticos que se comprometen a impulsar este acuerdo nacional.