Enviar
El derecho a la vivienda


En 2007 se llevó a cabo en Cochabamba, Bolivia, una reunión promovida por el programa de vivienda del Centro Cooperativo Sueco para América Latina, en la que participaron pobladores y técnicos de Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay para revisar la situación de la vivienda popular en esos países.
Lo que se evidenció en ese encuentro sugirió la conveniencia de invitar a sumarse al esfuerzo a otros países como Costa Rica, Argentina, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Perú y República Dominicana.
Este intercambio reveló que por un lado existen rasgos comunes y por otro elementos diferenciadores relacionados con el problema.
No obstante, lo que quedó claro en todos los casos es la necesidad de encontrar soluciones al hecho de que amplios sectores sociales carecen de vivienda y acceso al suelo urbanizado, entendido este como el que cuenta con los servicios de infraestructura física y social necesarios para gozar de un hábitat digno, no está en zonas de riesgo y reúne condiciones ambientales adecuadas.
Costa Rica, además de estar entre las naciones que deben encontrar la mejor salida al problema, es un país de acogida de inmigrantes lo que aumenta la necesidad de planificar y dar solución adecuada a la vivienda popular.
Son necesarias políticas sociales en ese sentido que permitan recaudar y destinar recursos a este rubro para evitar la ocupación de terrenos inseguros, el surgimiento de barriadas marginales sin el adecuado acceso a los servicios básicos, entre otras situaciones que luego generan diversos problemas y que mantienen a un porcentaje de la población sin solución digna a su derecho a vivienda.
Una actitud y una práctica solidarias en este sentido debería llevar a que en un razonable y prudente plazo determinado no existan más familias carentes de vivienda adecuada.
En el marco de la actual amenaza de recesión mundial, las medidas preventivas en este aspecto así como en otros básicos, serán la única forma acertada para superar la crisis sin llegar a extremos que bien pueden evitarse.
Ver comentarios