Enviar
Jueves 13 Julio, 2017

El Colegio de Médicos y Cirujanos y los médicos estamos para proteger a los pacientes

El 21 de junio de 2017, el señor Carlos Denton escribió un artículo en la edición web de La República sobre “¿Quién nos protege de los médicos?”.

En el artículo el señor Denton describe su experiencia personal y de un amigo con relación a la atención recibida por parte de profesionales en Medicina, además da información y hace comentarios acerca de los médicos que trabajan con la Caja de Seguro Social basándose en rumores. De lo que describe acerca de esas experiencias personales no se lo puedo discutir, pero me parece que basarse en “rumores”, no es correcto.

El hecho que denuncia el señor Carlos Denton es una situación grave y si esto sucediera, sería lamentable y sé que la inmensa mayoría de los agremiados consideraría que se trata de una situación muy reprochable.

Sin embargo no es aceptable que generalice; en el artículo se da por sentado, que todos los médicos somos sinvergüenzas, no éticos y afirma que “es claro que el Colegio de Médicos está para proteger a los intereses de los médicos y en especial que ganen bien estos profesionales”. La inmensa mayoría de los médicos somos profesionales éticos, responsables, bien formados, actualizados, comprometidos con nuestros pacientes privados e institucionales, con capacidad científica incuestionable y sobre nuestros hombros como gremio se han construido la Seguridad Social y la Costa Rica de hoy día.

En el Colegio de Médicos como en todas las demás profesiones y estratos de la sociedad hay gente correcta, honesta, ética y en un muy bajo porcentaje, son todo lo contrario. Aclaro que esto no es excusa en absoluto y como Colegio y gremio a ese tipo de profesionales cuestionables no los protegemos, nunca los protegeremos, ni tendrán cabida en nuestra profesión.

Al igual que los demás Colegios profesionales, nuestro Colegio cumple una labor sustancial en beneficio del país, labor que fundamentalmente dio pie a su creación: la fiscalización de la práctica de la profesión, en nuestro caso la Medicina en Costa Rica, de otra manera no tendríamos razón de ser. Esta fiscalización debe: 1) garantizar la no práctica de la medicina en forma ilegal por parte de particulares y otros profesionales de la salud que no son médicos; 2) evitar la práctica del intrusismo, es decir que el médico realice procedimientos —invasivos o no— para los cuales no está debidamente acreditado, formado y no tenga en su perfil profesional incorporado especializado; 3) que el ejercicio de la profesión esté totalmente apegado al cumplimiento de nuestro Código de Ética vigente; 4) Garantizar al país que los médicos que se incorporan como médicos generales, especialistas y subespecialistas, tengan la preparación académica y las habilidades adecuadas y correctas que garanticen una práctica de la Medicina de óptima calidad, profesional, académica y ética; 5) Garantizar también que los médicos ya incorporados se mantengan al día en su preparación académica, actualizados en su conocimiento, lo cual solo se lograría con la educación médica continua y la recertificación obligatoria y periódica.

En los últimos seis años, con el fin de cumplir esa labor sustancial, encomendada por la ley, las diferentes Juntas de Gobierno hemos venido reforzando e invirtiendo en forma superlativa en el departamento de Fiscalía y el Tribunal de Ética Médica, lo que nos ha permitido atender y dar solución a un promedio de más de 500 casos de denuncias al año. En este momento el Colegio está implementando una serie de medidas correctivas que consideramos urgentísimas de gran significado e impacto en la fiscalización de la profesión que sin lugar a dudas protegerán aún más a la ciudadanía.

Tengan la certeza de que don Carlos Denton o cualquier otro ciudadano, puede acudir ante la Fiscalía del Colegio cuyas instalaciones se encuentran a 50 metros al norte de la sede central, a interponer una denuncia contra cualquier médico que consideren está actuando en contra de los principios contenidos en el Código de Ética Médica. Así mismo, abro las puertas de mi oficina para que podamos conversar sobre este tema.

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica “Al servicio de la Salud y del país” es una institución de fin público no estatal que está para proteger al ciudadano, esa es su labor sustancial y fin supremo.

Dr. Andrés Castillo Saborío
Presidente del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica