Enviar
Ejercicio tras el escritorio
Su lugar de trabajo puede convertirse en un gimnasio utilizando botellas de agua como pesas o su silla como resistencia

Gabriela Morúa
[email protected]

Estar siempre sentados fomenta el sedentarismo y por ende el aumento de peso. Después de todo, tenemos lo que necesitamos al alcance de las manos para mantenernos en la misma posición durante las horas de labor.
Sin embargo, lo ideal es, además de comer bien, realizar al menos tres veces por semana algo de ejercicio, aconsejan los expertos. “Es la clave para que durante nuestra vida como adultos esta sea de alta calidad, nos ayuda a mantener todas nuestras capacidades en mejores condiciones; hacer ejercicio está comprobado además que es la clave de la felicidad, ya que contribuye a la liberación de la serotonina, sustancias que nos generan la sensación de placer y bienestar general”, dice Pablo Sandí, instructor de MultiSpa.
Por eso, debe aprovechar cada momento que tenga hasta en el trabajo, empezando por hacer ejercicios de estiramiento de cuello, brazos, piernas y espalda, por lo menos una vez cada hora.
Y aunque sea de diez a 15 minutos bajar y subir escaleras, o ir al restaurante caminando.
Se debe evitar al máximo pasar mucho tiempo en la misma postura, ya que estar sentado es casi un estado de reposo para el organismo, por lo que el consumo de energía es muy bajo.
“Se deben buscar alternativas como la gimnasia laboral, esta puede ser de dos tipos: la de introducción, la cual se realiza al comienzo de la jornada laboral, o de pausa, que se realiza en el momento en que aparecen los primeros síntomas de fatiga o cuando el ritmo de producción comienza a disminuir”, explica Sandí.
Así que si usted es de los que utilizan la excusa “no tengo tiempo para hacer ejercicio” o “siempre estoy en la oficina”, ya no la podrá usar, lea los siguientes consejos para ejercitarse en el trabajo.


Ver comentarios